El gobierno nacional oficializó el diferimiento del aumento del 22% del gas natural para que los usuarios lo paguen recién después de las elecciones generales y de un eventual balotaje. Así lo resolvió la Resolución 336/2019 del Ministerio de Hacienda, mediante la secretaría de Energía.

En marzo, el Ejecutivo había anunciado que aplicaría una "tarifa plana": es decir, se pagará un tramo de la boleta durante estos meses, y el resto se financia hasta el verano, cuando el consumo es menor. De esta forma, se busca mantener un monto relativamente estable durante todo el año.

La resolución establece además que los usuarios podrán optar entre el diferimiento de los pagos o abonar la totalidad de las facturas.

La medida, de carácter "excepcional", rgirá para las boletas emitidas a partir del 1º de julio de 2019 y hasta el 31 de octubre de 2019. Asimismo, desde las empresas habían advertido que trasladarían a los usuarios el costo del financiamiento de ese plazo, algo que finalmente se resolvió que lo cubra el mismo gobierno nacional.

La resolución establece además que los usuarios podrán optar entre el diferimiento de los pagos o abonar la totalidad de las facturas. Además, y luego de una ardua negociación, se resolvió que el beneficio alcance únicamente a los usuarios residenciales, por lo que las empresas no podrán utilizarlo.