Fue un emotivo homenaje a los 44 tripulantes del desaparecido submarino ARA San Juan a 1300 kilómetros del Polo Sur, el que realizaron sus colegas desde el popular Irízar. 

Al llegar después de diez años a la Base Antártica Belgrano 2, la más austral del territorio argentino, el rompehielos Irízar rindió tributo a los tripulantes del submarino extraviado, en una imagen que recorrió el mundo a través de las redes sociales.

En tanto, personal de la base se sumó al acto conmemorativo.

Fuente: Télam