Guillermo, el padre de Bryanna Reganzani, la adolescente de 16 años quien permanecía desaparecida desde el pasado jueves tras salir del colegio, en el partido bonaerense de La Matanza, y fue hallada este martes en un local de comidas rápidas del barrio porteño de Flores, dijo que la nena "No tenía hambre por los nervios. No comió nada”.

Desde las puertas del Hospital Piñero, donde fue trasladada de urgencia tras ser hallada por personal de la comisario 38°, comentó que ahora aguardan "por los éxamenes médicos".

"Fui el primero que llegue porque estaba cerca y lo primero que me dijo es que nos extrañaba, que nos quería ver. Lloraba y me decía, te quiero te amo" recordó Guillermo. Y ante la consulta de la prensa comentó que: "Mucho no pudimos hablar. Ella me podía hablar de todo, y yo no quería que hable para que no recuerde nada, No se si va a salir adelante pero por lo menos va a salir. Perdón no puedo hablar" y rompió en llanto.

Luego, dijo que “no sospecho de nadie” y recordó "estuve hasta la 1 de la mañana con la policía. Para mi parecia una pelicula; cuando se hizo de noche dije yo sinceramente había bajado los brazos. Estaba seguro de que no la iba a encontrar nunca más".

“Gracias a todos los que fueron a las marchas, esto se tiene que terminar, hay que moverse más. Si no alcanzan los policias nos tenemos que cuidar como sociedad y como sociedad no nos puede seguir pasando esto” enfatizó emocionado el padre de la joven.

Por último comentó: "Ya estoy tranquilo, agradeciendo a todo el mundo, no puedo decir más porque es todo secreto".