Desde temprano en la mañana, la gente comenzó a agolparse en Plaza Miserere, en Once, para comprar verdura por sólo diez pesos. Y es que, por primera vez en el año, pero bajo una modalidad que ya utilizaron durante todo 2018, los trabajadores de la tierra protestaron para dejar expuesta la crisis que atraviesa su sector. 

"Necesitamos que el Gobierno nos dé créditos blandos para poder pagar nuestra propia tierra en lugar de pagar un alquiler de 8 mil pesos más impuestos", sostuvo Zulma Molloja, de la Unión de Trabajadores de la Tierra (UTT), organizadores de la protesta que, bajo el lema “Pagá menos, comé mejor y apoyá a los trabajadores de la tierra”, también se desarrollará mañana, en Plaza Retiro. 

En declaraciones a la prensa, Molloja detalló lo agobiante de la su situación. Y es que, según explicó, cada vez les pagan menos aunque se llevan toda su mercadería. "Vienen con el cuento de que no vendieron los cajones y nosotros esperamos un mes para que crezca esa cosecha", concluyó.