Por un momento la tradicional Plaza de Mayo se transformó en el Mercado Central, debido a que ocho mil productores de frutas y verduras de la Unión de Trabajadores de la Tierra (UTT), se concentraron en el inmenso predio y vendieron sus productos a precios de costo, y regalaron otros tantos a la gran cantidad de personas que se agolpó para lograr un producto.

El motivo de la medida fue que los campesinos y pequeños productores exigieron la “implementación de una ley de agricultura familiar” y la presentación de un proyecto de acceso a tierras.

Con tractores, camiones y demás vehículos, los ocho mil productores de la UTT (que forman parte de la Confederación de Trabajadores de la Economía Popular) coparon la Plaza de Mayo y repartieron 20 toneladas de verduras como acelga, repollo, zanahoria, tomate, cebolla, apio, morrón, lechuga, rúcula, naranja, banana, entro otros productos. Cabe destacar, que las verduras de hojas verde fueron regaladas en su mayoría, y fueron pocos los que le pusieron el precio de costo, no así las naranjas que fueron vendidas a bajo precio.

Mercedes Taboada, miembro de la Cooperativa Nueva Fuerza Campesina, le comentó a Crónica que “venimos a pedir la implementación de la ley de agricultura familiar y la reglamentación urgente porque las economías regionales y los pequeños productores y campesinos estamos en emergencia total, por eso venimos a hacer el feriazo, vendiendo nuestra producción al precio de costo. Todo tipo de verduras de hojas porque la mayoría somos productores del cordón de La Plata, Florencio Varela y Berazategui, y son 20 mil kilos de verduras que vamos a poner en venta, para que la gente vea la diferencia que hay entre lo que recibe un productor y lo que vale en una góndola”.

Lo cierto, es que está también se llevó a cabo en provincias como Jujuy, Córdoba, Mendoza, Santiago del Estero, donde los productores se autoconvocaron en las principales plazas de su región.

En cuanto a los precios de venta a la gente, los mismos fueron lo siguientes: atado de acelga 4 pesos (21 en góndola), el kilo de lechuga 7 (57), atado de rúcula 1,50 (16), zanahoria 3 (16), repollo 5 (22), morrón 20 (80), tomate 16 (60), cebolla 4 (19) y apio 4 (35). Con relación a las procedencias de los vegetales, en su gran mayoría provenían de la ciudad de La Plata y las provincias de Corrientes y Santiago del Estero.

Taboada agregó preocupada que “nuestra preocupación es porque la ley de agricultura familiar si bien fue sancionada, no está reglamentada ni implementada, y por eso, venimos a pedir que ya sea reglamentada y con un presupuesto para nuestro sector. Después peleamos también por un proyecto de ley de acceso a la tierra, que se presentó en diciembre del año pasado, pero que hasta ahora no la trataron y queremos políticas serias para este sector”.

LA CALLE DICE...

Mercedes: “venimos a pedir la implementación de la ley de agricultura familiar y la reglamentación urgente porque las economías regionales y los pequeños productores y campesinos estamos en emergencia total”.

Manuel: “Para nosotros es una buena medida, en el sentido de que podemos encontrar mejores precios que si uno va al supermercado”.

Marta: “No es justo que los productores se queden con poca plata, porque trabajan todos los días para quedarse con poco salario”.

Clara: “Estas medidas se deben mucho al accionar del gobierno, porque si todo fuera más justo, nadie tendría que pasar por esto”.