La crisis sanitaria generada por la pandemia del coronavirus que atraviesa el mundo dejó al descubierto la solidaridad y el espíritu humanitario de muchas personas que desde su lugar aportan su granito de arena. Tal es el ejemplo de empleados de la Fundación Telefónica Movistar quienes en forma voluntaria fabrican 750 máscaras con impresión 3D que luego serán donadas a distintas instituciones de salud. 

En el marco de las acciones llevadas a cabo por el Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación (MINCyT) que aprobó la producción solidaria de elementos de producción personal, la Fundación Telefónica Movistar, apoyó y acompañó la iniciativa facilitando las impresoras 3D, los rollos de filamento y el acetato necesarios para la producción de estas máscaras faciales similares a las utilizadas para protegerse del impacto de partículas, polvo, chispas, etc. 

"La respuesta por parte de la Fundación Telefónica Movistar fue inmediata y espontánea", cuenta a Crónica.com.ar José Belmonte, Analista Sr Tecnología, quien coordina la tarea solidaria. Además, relata que aunque en un primer momento la idea nació por una necesidad interna, luego se decidió hacer llegar las máscaras "a los que tenen que salir al campo de batalla" y corren un riesgo mayor de enfermarse. 

Alrededor de seis empleados trabajan de manera voluntaria en la producción de estas herramientas de protección. 

Es así que cinco empleados de la compañía, de manera voluntaria desde sus casas fabrican estas herramientas que a nivel mundial se empezaron a emplear como barrera para mitigar el contagio del Covid-19."Estamos tratando de acoplarnos todos para hacer la red de solidaridad más grande", agrega Belmonte. 

Desde el 2015 la Fundación Telefónica Movistar incluye la temática de impresión 3D en diferentes actividades del Programa Educativo y lleva capacitado a más de 4.300 niños, jóvenes y adultos.

Por un lado se ofrecieron cursos de diseño y construcción de máquinas de impresión hogareñas, capacitación en técnicas de escaneo e impresión, formación para docentes que quieran implementarlo en el aula e incluso la destacada exposición "3D. Imprimir el mundo" que invitaba a explorar el impacto de esta tecnología en nuestra sociedad e. disciplinas tan variadas como la educación, los sistemas productivos, la medicina, la moda, la arquitectura, abordando incluso, los retos de la impresión 3D a mediano y largo plazo.

Algunas de las máscaras faciales donadas.