Las calles de El Cairo fueron protagonistas de un histórico desfile de 22 momias de faraones del Antiguo Egipto. Estos hallazgos arqueológicos fueron trasladados en camiones dorados desde el Museo de El Cairo hasta su nueva morada en el recién terminado Museo Nacional de la Civilización Egipcia (NMEC).

Cortejos fúnebres como en el Antiguo Egipto (Gentileza Reuters).

Esta procesión llamada Desfile Dorado del Fararón estuvo integrada por 18 momias de reyes y cuatro de reinas que gobernaron entre el Siglo XVI Y XII AC, entre ellas estaban los célebres Ramsés II y Hatshepsut, quien hizo pasar por hombre para combatir creencias religiosas sobre las mujeres de la época. 

Durante el viaje, fueron acompañadas por representaciones artísticas, espectáculos de luces y música. Además contó con la presencia del presidente de Egipto, Abdel Fattah al-Sisi, como así también con enviados culturales de la ONU, la UNESCO y la Organización Mundial del Turismo. 

"Este majestuoso escenario es una nueva evidencia de la grandeza de este pueblo, el guardián de esta civilización única que se extiende hacia las profundidades de la historia", publicó en su cuenta de Twitter el primer mandatario egipcio. 

Los faraones coparon las calles de la capital egipcia (Gentileza AFP).

La ceremonia se realizó bajo estrictas normas de seguridad en el marco de la pandemia de Covid-19, y fue realizada con el objetivo de exhibir el patrimonio cultural de Egipto, impulsar el turismo y honrar a sus antepasados. 

Como si se tratara de un evento realizado en el pasado, las momias fueron trasladadas en cápsulas climatizadas con nitrógeno en camiones que imitaban a los carros funerarios de la época. Cruzaron durante 30 minutos los siete kilómetros desde la plaza Tahrir hasta su nueva morada en el NMEC. 

De este mega evento participaron 60 motos, 150 caballos, más de 600 personas en las que hay extras, músicos y percursionistas del ministerio de Defensa del país. El NMEC fue inaugurado parcialmente en 2017 pero la momias serán exhibidas al público a partir del 18 de abril. 

La gran mayoría de las momias no habían salido desde la plaza Tahrir desde principios del siglo XX.