Verónica Heredia, la abogada de la familia Maldonado, indicó que la autopsia realizada al cuerpo de Santiago Maldonado “no dice ni cuándo ni cómo ni dónde murió” y insiste en que “la principal fuerza sospechada es la Gendarmería”.

“En cuanto a la autopsia, quiero que quede claro que la autopsia no dice ni cuándo, ni cómo ni dónde murió Santiago. Esto es así y por eso, después, los integrantes de la morgue de la Corte Suprema de Justicia nos informaron el 24 de noviembre el resultado de la autopsia”, contó. 

La abogada dijo: “Nos dijeron, concretamente, a Sergio, a Germán, a Carolina, a Andrea y a mí: Si ustedes nos preguntan si Santiago falleció y se ahogó el primero de agosto, nosotros n. les podemos responder. Si nos preguntan si Santiago se ahogó en ese lugar, tampoco les podemos responder “.

En declaraciones a Radio Sur Heredia señaló que sigue “sosteniendo la desaparición forzada seguida de muerte” ya que “es la mayor de las hipótesis de lo que sucedió y en el caso de que no haya sido desaparición forzada seguida de muerte, lo tiene que explicar el Estado y decirnos qué fue”. 

Confirmó que esa será su principal hipótesis “hasta que el Estado no nos diga qué pasó con Santiago el primero de agosto a las 11 de la mañana cuando ingresó violentamente gendarmería al Pu Lof en Resistencia de Cushamen, que fue la última vez que se vio con vida a Santiago, corriendo de los disparos de Gendarmería”

“Hay pruebas y datos que figuran en el expediente, suministrados por la propia Gendarmería que muestran cómo Gendarmería ingresó a los tiros, tirando piedras también. Corrieron a Santiago y a otro grupo de personas que se encontraba allí, les siguieron disparando. Algunos dicen hasta tirándoles piedras a las personas que estaban a la vera del río. En este contexto es que se lo vio a Santiago por última vez”, dijo.

“Luego, desde el primero de agosto hasta el 17 de octubre, que es cuando se encuentra el cuerpo sin vida de Santiago flotando en la orilla del río, en un lugar que personalmente estuve y el cuerpo de Santiago no estaba la semana anterior”, explicó.

Para Heredia, “no hay nada en la causa que nos corrobore que Santiago no fue privado de su libertad, que Santiago perdió la vida en ese mismo momento y en ese mismo lugar, cuando además todas las otras pruebas nos están diciendo otra cosa”. 

“Entonces, la autopsia, además de ser parcial porque se tuvo en cuenta el contexto de las testimoniales tomadas arbitrariamente por el juez, trayendo las testimoniales de los prefectos que encontraron a Santiago el día 17 cuando estos mismos habían estado en los rastrillajes anteriores, también es limitada en su expresión y hay contradicciones. Todas estas cuestiones nosotros las estamos analizando para evaluar si pedimos ampliaciones de los puntos de pericia. Lo que sí está claro, porque nos lo dijeron en persona los propios peritos de la Corte es que ellos no afirmaron ni cómo ni cuándo ni dónde falleció Santiago”, subrayó.