El verano es sinónimo de calor, diversión y fiesta. Asimismo, si hablamos de esta época del año no podemos dejar de mencionar que también nos trae el tan esperado Carnaval. Las tradicionales comparsas se instalaron en gran parte del país y, año a año, más turistas se suman a los coloridos bailes.

Se acerca uno de los fines de semana extra largos más esperados y miles de viajeros se disponen a disfrutar de estos días, y una de las opciones más pintorescas son los carnavales. La semana pasada se inauguraron los corsos oficiales de la ciudad de Corrientes, donde el gobernador Gustavo Valdés, el ministro de Turismo de la Nación, Gustavo Santos, y el ministro de Turismo provincial, Cristian Piris, realizaron el tradicional corte de cintas y dieron pie a que comience la fiesta del verano correntino, que sigue durante todo el fin de semana largo.

“Además de la variedad de los atractivos de cada lugar de nuestro país, los carnavales acercan a los destinos y a su gente de una manera distinta y colorida. Suman festejos y encuentros, pero también generan movimiento turístico y aportan a las economías regionales”, señaló Santos.

Miembros de la Cofradía San Baltazar, junto al músico Pablo del Valle y estandartes representativos del carnaval de Corrientes, estuvieron en la apertura. En la noche, participaron más de 3.000 bailarines y músicos de nueve comparsas, que desfilarán a lo largo de todos los fines de semana hasta el sábado 24 de febrero.

Entre las principales, estarán Ara Berá, Arandú Beleza y Sapucay, y las agrupaciones musicales Imperio Bahiano, Kamandukahia Sambanda, Samba Show y Samba Total, entre otras.

Para todos los gustos
La ciudad de Corrientes es conocida como Capital Nacional del Carnaval. Año a año, recibe miles de visitantes para vivir uno de los eventos de mayor despliegue y magnitud en el país. Y la fiesta también se replica en los corsos barriales y en distintas localidades a lo largo de toda la provincia.

En Entre Ríos, todo el año se trabaja para llegar con el máximo esplendor en todos los aspectos: los trajes y las carrozas llenos de brillos y tan clásicos de la fiesta litoraleña, el argumento sobre el que se va a trabajar, la puesta en escena y el diseño musical. Este año, el de Gualeguaychú, entre los mejores del mundo, se realiza el 3, 10, 11, 12, 17 y 24 de febrero.

Y el de Gualeguay, el 3,10 y 17 de febrero: desfilan tres comparsas (K-arumbay, Sambá Verá y Sí- Sí), con más de 200 artistas en escena, plumas, brillo y ritmo de batucada. Además, el corso es participativo y se pueden tomar fotos junto a los integrantes de las comparsas. Todo Entre Ríos vive la fiesta del Carnaval.

Por otra parte, en los días de verano las calles de Salta se vuelven algo distintas. En los corsos tradicionales, pasan unos tras otros caporales, tinkus, morenadas y todo tipo de murgas y comparsas autóctonas con sus gorros gigantes, al ritmo de cajas, tumbadoras y silbatos.

También están los bailes y danzas de raíces más profundas centradas en el Encuentro de Integración Cultural y Provincial del Carnaval Andino, a lo que se sumó recientemente la celebración del carnaval al pie del Viaducto La Polvorilla, llamado el “Carnaval más alto del mundo”.

Y para festejar bien a la salteña, nada como darse una vuelta por las famosas Carpas del Carnaval. Por su parte, el Carnaval de la Quebrada, en Jujuy, es un clásico que cada año revive con el desentierro del Pujllay. Estar ahí es contagiarse de su espíritu, de su magia, colores y la alegría de sus murgas.

Estar ahí es participar de la fiesta, donde abundan espuma, talco, serpentinas, sonidos y sabores autóctonos.

En  la provincia de Buenos Aires
 Lincoln es conocido como la Capital del Carnaval Artesanal. Y hay una razón para eso: el despliegue creativo de sus carrozas, con muñecos móviles de inmensas cabezas y máscaras confeccionadas en cartapesta, no tiene igual. Son hechas artesanalmente por la misma comunidad.

Junto a estos formidables gigantes desfilan las murgas y escuelas de samba, seguidos por batucadas y carros musicales. Este año se podrá disfrutar hasta el 13 de febrero.