Selene Serrano, la nena de 13 años que permanecía internada en el Hospital Italiano del barrio porteño de Almagro a la espera de un corazón, recibió el órgano y la operación fue exitosa. 

"Este lunes nos comunicaron la aparición de un posible donante. Este martes realizaron el trasplante del órgano", manifestó Dario Serrano, el padre de la menor, a Crónica. Agregó: "El domingo el cuadro se había agravado y los médicos le colocaron un corazón artificial". 

La menor ingresó al hospital a fines de diciembre, donde le diagnosticaron miocardiopatía dilatada. Desde principios de enero, ingresó a la lista de emergencia nacional del Instituto Nacional Central Único Coordinador de Ablación e Implante (INCUCAI). 

Con el hashtag #UnCorazónParaSelene, los padres iniciaron una campaña en las redes sociales para hacer público el caso y que la pequeña encuentre al fin un donante. 

Darío publicó un video en el que manifestó: "Al donar, pueden prolongar la vida de otros seres de luz. Una vida que ya no está con nosotros puede prolongar hasta siete vidas. Los órganos no van al cielo".