Ocurrió en el edificio municipal de Bariloche. (Captura)

Un hombre fue despedido de la municipalidad de Bariloche, situada en el Centro Cívico de la ciudad rionegrina, e intentó prender fuego el primer piso del establecimiento. El inmueble fue evacuado, el incendio fue controlado y no hubo heridos.

El ex empleado ingresó al establecimiento con un bidón de nafta e inició un incendio. El fuego logró ser controlado por personal de Protección Civil y Bomberos Voluntarios. Un agente contó que el acusado prendió fuego un almohadón, logró que las llamas se expandieran por el pasillo y gritaba: "Van a morir todos, hijos de puta". 

Testigos manifestaron que el hombre pidió ser atendido y lo rechazaron. Luego, subió las escaleras con el bidón e inició el fuego a metros del despacho del Intendente Gustavo Gennuso.

Otra versión asegura que el acusado había hablado sobre la baja de su contrato con el funcionario minutos antes del incidente.