L as cifras son alarmantes y obligan a que se tomen medidas preventivas para que la situación cambie. El 70 por ciento de los adolescentes en el país consume bebidas alcohólicas, mientras que el 13% confirmó hacerlo todos o casi todos los fines de semana.

El Observatorio de Adicciones y Consumos Peligrosos de la Defensoría del Pueblo bonaerense presentó una serie de estadísticas sobre el consumo de alcohol en menores de edad. De esta forma, la entidad remarcó que las campañas publicitarias y las distintas modalidades de venta de alcohol influyen directamente en el consumo de bebidas por parte de niños, niñas y adolescentes.

Walter Martello, Defensor del Pueblo Adjunto de la provincia y encargado del Observatorio, destacó que "hay indicios de que la edad de inicio en el consumo de alcohol está bajando peligrosamente y en todos los talleres que hemos realizado surge la asociación del consumo con lo ´festivo´, algo que es orientado por las publicidades de las empresas en redes sociales".

"Este panorama torna aún más preocupantes las cifras difundidas por la Secretaría de Programación para la Prevención de la Drogadicción y la Lucha contra el Narcotráfico (Sedronar), que en un estudio realizado el año pasado dio cuenta de que creció la población de adolescentes de entre 12 y 17 años que cometió excesos con estas bebidas. De los niños, niñas y adolescentes que consumieron alcohol, 1 de cada 2 lo hizo de forma abusiva", remarcó Martello.

Dentro de este contexto, el Observatorio presentó los resultados del relevamiento del pasado año, que tiene cifras abrumadoras: el 70% de los adolescentes consume alcohol, 37% de los cuales expresó que al menos una vez tomó cinco o más bebidas etílicas en un solo día, mientras que un 13% confirmó hacerlo todos o casi todos los fines de semana.

"Hay una clara estrategia de las empresas para fidelizar a consumidores de bebidas alcohólicas cada vez más jóvenes. La realidad es que alcohol y diversión no van de la mano. Nuestro objetivo no pasa solamente con dar un mensaje de prevención, sino que también buscamos que los chicos expresen sus opiniones, puedan ser escuchados y se comuniquen entre sí", destacó Martello.