Ante las cámaras de Crónica TVItatí Leguizamón, esposa de Germán Oscar Suárez, uno de los 44 tripulantes, indicó como fueron notificados los familiares por parte de la Armada, de la última noticia relacionada con la desaparición del submarino ARA San Juan: "Nos confirmaron que hubo una explosión el miércoles a las 11"

"No pudieron terminar de leerlo (el parte). La gente se abalanzó. Están rompiendo todo adentro. Son unos desgraciados, unos perversos" informó aun compungida por los hechos.

Luego, ante el dolor la pareja del cabo primero disparó: "Mandaron una mierda a navegar. Inauguraron algo que sólo fue pintado por fuera. En 2014 tuvieron un problema para emerger y se despidieron entre ellos. Después por un propulsor pudieron salir". Sin embargo, afirmó que su pareja "confiaba plenamente en el submarino. En 30 años nunca tuvo un problema, salvo inconvenientes menores".

En tanto, dejó ver su fastidio por el manejo de la información por parte de los superiores de su marido, con respecto a la familia. "No nos dijeron que están muertos, pero es una suposición lógica. Nos acaban de decir que la explosión fue el miércoles a las 11 de la mañana, que ahí fue la explosión y el incendio, todo lo que fue y que el submarino se hundió a 3.000 metros” indicó y agregó: "No dieron ninguna explicación, según ellos lo saben ahora, pero yo no puedo creer que recién lo sepan"

"No dijeron la palabra muertos, ni que murieron, pero dicen que están a 3.000 metros" y agregó "me siento engañada. Creemos que lo sabían de antes. Son unos perversos que nos manipularon".

Además, sostuvo: "Yo ya no tengo esperanzas de que esté con vida. Esto es producto de 15 años de abandono". Ante la consulta periodística respondió: "El lunes empecé a caer y no creo que la explosión haya sido ayer".