Muchos conocen la historia de José de San Martín, Manuel Belgrano o Domingo Faustino Sarmiento, entre otros próceres, pero pocos conocen en detalle de la vida del salteño Martín Miguel de Guemes, quien fue un héroe que supo luchar en las batallas de nuestra independencia y repelió varias intentos de invasión por parte de los realistas.

¿Quién fue Martín Miguel de Güemes?

Este 17 de junio se conmemora el 200 aniversario de su muerte, y para saber quién fue este hombre, Crónica.com.ar escuchó el relato de un especialista en la materia, Martín Plaza, quien sostuvo que "Martín Miguel Juan de Mata Guemes Montero de Goyechea y la Corte nació en la localidad de Salta el 8 de febrero de 1785, y su familia era de muy buena posición en la ciudad, él era hijo del tesorero de Salta y Tucumán, porque en esa época era Salta, Tucuman y Jujuy, y fue una familia hasta aristocrática, luego se fue a preparar como militar de carrera a Buenos Aires en los Húsares de Pueyrredón (Juan Martín de)".

En esta vivienda nació Martín Miguel de Guemes en 1785 (Archivo).

Plaza agregó que "ahí tiene el primer acontecimiento heroico, que es algo que pocos argentinos saben como mito pero es real. Él realiza en el momento de las invasiones inglesas (en 1806 y 1807) el abordaje a una nave inglesa, la toma a caballo, porque en ese momento había que tener en cuenta que el Río de la plata llegaba hasta lo que hoy es la Torre de los Ingleses, y ahí por la baja de la marea, queda encallada una nave que se llamaba La Justine. Guemes como era bastante valiente y hasta temerario en algunos casos, se mandó a caballo con un grupo de húsares, abordó la nave y la tomó".

Vuelta a Salta y revolución

Tras lo ocurrido en Buenos Aires y posterior vuelta a Salta, el joven Guemes lo hizo de manera distinta a como se había ido años atrás, con el convencimiento de que un país propio podría lograrse.

Un joven Guemes combatió en la invasiones inglesas y tomó un barco "a caballo" (Imagen ilustrativa).

"Cuando vuelve a nuestra provincia, participa en todos los movimientos revolucionarios, no en un lugar central todavía porque era muy joven, pero si participa en batallas decisivas de la independencia, y no participa en la batalla de Salta ni Tucumán, porque tenía diferencias con Belgrano (Manuel) en ese momento, y el general lo manda a Buenos Aires y tiene esa genialidad de organizar el éxodo jujeño, donde retrocedió del norte y presento batalla en Tucumán, recuperó Salta y peleó en Jujuy. Guemes conoce a San Martín en Buenos Aires cuando le encargan el armado del Ejército del Norte y viene a reemplazar a Belgrano, entonces ese viaje lo hace acompañado por Guemes y San Martín termina de idear su plan de liberación de latinoamérica con el sustento que le da Guemes, de esa manera, cuando llega a Salta en la Posta de Yatasto, se juntan los tres y terminan de diagramar el Plan Independentista, que consistía en que San Martín vaya a Mendoza, arme su ejército, cruce los Andes, libere Chile y tras viajar en barco, haga lo mismo en Perú", dijo Plaza.

La posta de Yatasto, encuentro vital entre Manuel Belgrano, José de San Martín y el gaucho salteño (Imagen ilustrativa).

El especialista agregó que "Guemes asintió la decisión y dijo que desde Salta protegería todo para que no bajen las fuerzas realistas, que no avancen hacia lo que hoy se entiende como Argentina, porque esas tropas estaban en el Alto Perú, hoy Bolivia, entonces, se comprometieron con una escasez de recursos, armas, gente preparada, porque los gauchos son milicia civil, y aún hoy se mantiene ese espíritu en Salta de verdaderas milicias civiles. San Martín logra llevar adelante ese plan, que realmente lo deja de lado cuando muere Guemes en 1821, porque ya no tenia como terminarlo porque había llegado hasta Perú y en esa fecha surge el encuentro con Bolívar (Simón) y Belgrano estaba retirado, entonces no había quien llevara adelante todo ese proceso de liberación, por suerte, había liberado Chile y Perú que era importante".

Si algo destacó a Guemes fu su valentía en el frente de ataque (Imagen ilustrativa).

Mientras tanto, cuando todo tomaba color "Guemes desarrolla un plan para todo el cuidado de frontera norte, y tenía un entendimiento político de todo lo que estaba ocurriendo porque es electo gobernador en 1815, lo cual es el verdadero protector del Congreso de Tucumán donde se declara la independencia, porque protege la realización de ese congreso, que declara la independencia que no es lo que políticamente se esperaba en el momento porque no dicta constitución, sino que había 4 proyectos constitucionales, y la pelea de Guemes, San Martín y Belgrano es que se dictara la constitución, de hecho, demoramos casi 40 años en tener la constitución, de 1810 a 1850 o 1860, si una ve Estados Unidos, demoró desde su declaración de la independencia hasta su dictado de constitución unos 13 años, de 1776 a 1789, la diferencia fue importante, porque después de eso, nuestro país cayó en la anarquía y nos atrasamos 40 años en organizar nuestra nación".

Martín Miguel de Guemes fue gobernador de Salta por 6 años (Imagen ilustrativa).

La gran figura de Guemes custodiando las fronteras de nuestro país ante cualquier avance o intento de invasión por parte del ejército realista, estuvo acompañada por un escueto pero organizado ejército de hombres, cuya acción fue acompañar los dichos y acciones del general para lograr el objetivo de mantener libre la zona, éstos valerosos guerreros eran llamados por los enemigos como "infernales".

Martín Miguel de Guemes: ¿Quiénes fueron los Infernales?

"Los infernales nacen porque Martín Miguel de Guemes era hemofílico y como era alguien que se metía en muchas batallas de manera constante, a pesar de estarle prohibido ir a las mismas porque cualquier rasguño, hacia que no le coagule la sangre, él se rodeaba con gente e iba a la batalla cercado de un grupo de los más leales, que lo custodiaban fuertemente, un grupo de estado mayor por decir de alguna manera, y el nombre de infernales se lo ponen los realistas porque estos personajes eran pocos, porque eran una fuerza menor, porque atacaban y se retiraban, o sea, nunca daban batalla frontal porque eran numéricamente inferiores, entonces ellos en esta geografía salteña tan llena de montes, cerros y vericuetos, atacaban y como conocían bien la tierra, se iban en el acto", sostuvo el especialista.

Los Infernales eran pocos pero leales y temerarios con el enemigo (Imagen ilustrativa).

Plaza explicó que "uno de las ingeniosidades que tenían éstos hombres, era que usaban guardamontes, que es una especie de protección que se hace para el caballo a la altura del pecho, que es el cuero de vaca ya solidificado, con tratamiento que se hace con el sol y que era duro, y el mismo permitía que cuando uno anda a caballo por los cerros, los llamados churquis, que son las plantas espinudas para que no lo lastimen, entonces, los infernales atacaban con esos guardamontes, se vestían de rojo y ataban a la cola de caballo ollas y cosas, entonces cuando venían, pensaban que eran muchos y eran unos cinco locos, y parecían que eran cientos, porque levantaban mucha polvareda y hacían un bochinche bárbaro, entonces los españoles decían que venían del infierno con caballos con alas y andan todos de rojo, y así quedo el termino infernales, se los denomino así por esa razón, por esa forma de presentar batallas, era la denominada guerra de recursos, había poco para ganarle a los españoles, pero que luego se logró ganar".

El general junto a sus "infernales" (Imagen ilustrativa).

Otro detalle anecdótico es porque el poncho salteño tiene los colores que tiene, es decir el rojo y el negro, tan característico de esa provincia: "en cuanto al rojo en sí, es la sangre derramada de nuestros antepasados en toda esa tarea, y la franja negra es el duelo eterno que tenemos por la muerte del general Guemes, que creemos que fue el mejor de esta zona. Entonces, ese poncho lo vestimos con mucho orgullo porque es la figura de Guemes, que es muy fuerte desde su muerte, y todo aún los que no entienden lo que hizo este valiente prócer, que fue una figura atractiva que luchaba por la independencia de nuestro país, y tenia una predilección por los pobres y los ayudaba siempre, y era como una figura que resume todo lo bueno que significó mientras vivió".

Guemes estuvo 10 días agonizando hasta su deceso (Imagen ilustrativa).

Uno de los orgullos que tienen los salteños sobre la figura de éste prócer, es cómo se manejó en su vida, gobernación y hasta la muerte. "Fue el primer gobernador del país electo popularmente, no por votación porque en ese momento no se votaba, sino por aclamación. Ha sido un gran político, respetó una incipiente división de poderes, porque no existía un Poder Judicial como tal, pero sí los jueces y no avanzó sobre ellos, rechazó siete invasiones de realistas y dictó una norma avanzada, que se llamó el fuero gaucho", dijo Plaza.

Existen varios monumentos del general en nuestro país (Archivo).

Respecto a su deceso ocurrido el 17 de junio de 1821, el historiador argumentó que "tuvo un tono epopéyico porque lo balean cuando estaba en la casa de la hermana y era hemofílico, con la mala suerte que el tiro da en el coxis y huye a un campo, pero no podían hacerle torniquete y estuvo 10 días mal. El enemigo le mandó su médico y hizo una propuesta, ellos lo curarían pero él debería retirarse, entonces el general dijo "Martín Guemes es rico y noble por nacimiento y herencia, pero no tiene más en valor que el coraje de sus gauchos y el respeto de sus ciudadanos, y rechazó salvar su vida".

Los restos de Guemes descansan en Salta Capital (Archivo).

Un punto a tener en cuenta es que tan reconocido fue y es este hombre en nuestra sociedad durante el paso del tiempo. "La historia de Guemes tiene desde lo militar, político e ideológico algo grande que era conformar una nación donde no la había, y respeto por lo republicanismo y la democracia, un tipo fuera de serie total. Creo que está a la altura de San Martín y Belgrano, pero ese reconocimiento no fue así, porque algunos escribieron una historia argentina distinta a fines del siglo XIX, que lo negaban y lo pusieron en lugar de un caudillo que estaba en el norte", opinó.

El gaucho posee un museo en la capital salteña (Archivo).

"Luego aparecen Vicente Fidel López, que era uno de los primeros historiadores y juristas argentinos, y Alberdi (Juan Bautista) que desmienten lo contado al principio. Con el tiempo se empiezan a escribir otras visiones sobre esto, otros libros, dos colecciones fundamentales que desmienten todo ese discurso de ese momento histórico. Guemes fue de los tres o cuatro hombres que en ese momento entendía la importancia de construir el país y liberarlo del imperio español", finalizó diciendo el especialista.

POR G.A.

Ver más productos

Cómo hacer ayuno intermitente de manera saludable

Cómo hacer ayuno intermitente de manera saludable

Cómo ser padres en el Siglo XXI

Cómo ser padres en el Siglo XXI

Historias de mujeres que cambiaron el mundo contadas para niñas rebeldes

Historias de mujeres que cambiaron el mundo contadas para niñas rebeldes

¿Qué regalar el día del padre?

¿Qué regalar el día del padre?

Ver más productos