Un adolescente de 15 años murió el lunes pasado, en el distrito de Corpus, a 75 kilómetros de Posadas, Misiones, por la picadura de una araña "del rincón".

La víctima comenzó el sábado con un dolor en la rodilla y en un Centro de Atención Primaria de la Salud (CAPS), de Corpus le dieron un calmante y le dijeron que podía tratarse de la picadura de una araña.

El menor, identificado como Marcos Oviedo, continuó con un dolor insoportable y volvió a recurrir a la guardia y lo derivaron al hospital Madariaga de  Posadas con un cuadro crítico de loxoscelismo, nombre derivado de la araña loxosceles o "de los rincones".

Al llegar al nosocomio, le aplicaron un antídoto específico, pero no hizo el efecto esperado, ya que el joven tenía tomado pulmones y riñoñes. El paciente entró en coma el lunes pasado y murió de un paro cardiorrespiratorio.

El doctor en Farmacia y Bioquímica y jefe del Departamento de Animales Venenosos del Ministerio de Salud Pública de Misiones, Roberto Stetson, le confesó al portal MisionesOnline, que "en 40 años es la primera vez que atiende un caso mortal de estas características".