El ministro de Educación, Alejandro Finocchiaro, apuntó contra el paro que llevan adelante los docentes universitarios y los calificó como una "alianza kirchnero-troskista que tiró 14 toneladas de piedras" desde diciembre del año pasado en el Congreso cuando se debatió la reforma previsional. 

En total son 57 las universidades públicas afectadas en todo el país y los docentes están de paro desde que comenzó el segundo cuatrimestre. Pese a las críticas del funcionario se comprometió revisar un aumento superior al 15% que fue ofrecido y rechazado.

Finocchiaro declaró: "Ahora tenemos un panorama mucho más claro y vamos a ofrecer lo que el Estado pueda pagar". También puntualizó en el aumento del presupuesto para educación que en 2016 era de 51 mil millones de pesos y este año pasó a 103 mil millones.

Además de negar un ajuste a nivel presupuestario reconoció que el 15 % que se había ofrecido a los profesores universitarios era "poco".

El ministro de Educación y otros funcionarios se reunieron con los gremios de docentes universitarios y propusieron adelantar para septiembre la cuota del 4,2% de aumento salarial prevista para noviembre, y así llegar a un 15% de incremento anual pero fue rechazada.

"La oferta nos sigue dejando por debajo de la inflación", sostuvo el secretario general de CONADU Histórica, Luis Tiscornia, en una conferencia de prensa posterior.

La mejora salarial que pretenden los sindicatos es de 30 % y mayor presupuesto universitario.