En crisis desde hace años, los productores de fruta de Río Negro pidieron este jueves que el Plan Nacional contra el Hambre anunciado por el presidente electo Alberto Fernández las incluya en la dieta de los argentinos, con el fin de que el Estado adquiera su producción. Este jueves, los pequeños empresarios locales protagonizaron una jornada solidaria para impulsar esa solicitud.

Tal como hicieron años anteriores, al no poder colocar sus peras y manzanas en el mercado internacional ni tener rentabilidad para el mercado interno, debieron regalar su producción. Esta vez, en vez de tirarla frente a la gobernación o una municipalidad, las regalaron en bolsas en la plaza de Cipolletti, uno de los polos dedicados al cultivo.

Cabe recordar que este año cerró la única empresa que empaquetaba y transportaba la manzana de Río Negro, por falta de mercado y stock.

Ver más productos

El beato Juan Franscisco Marinoni, en el recuerdo de la iglesia católica.

La iglesia recuerda hoy al beato Juan Francisco Marinoni

Perón y Evita, una nueva era política en el país

De Perón a Fernández, un país siempre convulsionado

Los feligreses demostraron la devoción por la Virgen en su día (Carlos  Ventura - Diario Crónica)

Ceremonia impregnada de espíritu bergogliano

Ver más productos