El juez Gabriel Omar Ghirlanda, que investigaba la muerte de la periodista Débora Pérez Volpin, decidió no continuar en el juzgado Criminal y Correccional Nº57. La renuncia se tratará en el plenario del Consejo de la Magistratura de la Nación, el próximo jueves. 

El que suena con más fuerza para reemplazar a Ghirlanda, es el doctor Carlos Manuel Bruniard, actual juez correccional N°50.

Ya fuera de la subrogancia, Ghirlanda seguiría en su cargo oficial al frente del Juzgado Nacional en lo Criminal y Correccional N°52. El magistrado ya se había envuelto en episodios de reclamos y denuncias por su accionar como juez. Tuvo pedidos de juicio político y denuncias de supuesta corrupción y "negación de Justicia".

En tanto, el Cuerpo Médico Forense citó para este miércoles a los peritos de parte para firmar el informe de la autopsia del cuerpo de la periodista, quien falleció hace poco más de dos meses tras someterse a una endoscopía en la clínica La Trinidad del barrio porteño de Palermo.

El viernes pasado  Enrique Sacco, marido de Perez Volpin, recordó a la periodista través de su cuenta de Twitter, mensaje a través del cuál pidió terminar con las demoras en la causa.