Por Francisco Nutti 
@frannutti 

El testimonio de Román Danon es también la voz de los seis millones de judíos masacrados por el nazismo y de otros tantos que sobrevivieron a ese infierno para contarle al mundo uno de los mayores crímenes de la historia. Nacido en Turquía, reside desde hace muchos años en Argentina; tuvo que cambiar de identidad y hasta de religión en diferentes ocasiones para salvarse del Holocausto. "Para vivir, acepté todo", dijo.

Bijeljina, una localidad de la antigua Yugoslavia, el país de su padre, fue el pueblo que lo cobijó junto a su familia al poco tiempo de nacer. Pero en 1941 el ejército nazi llegó junto a una organización croata de corte fascista y reprodujo las prácticas más crueles. Desde ese entonces, su vida cambió para siempre.

"Un día, mientras jugaba con otro nene, vi cómo un soldado de la Gestapo atajó a una mujer que llevaba en sus brazos a una criatura de siete meses. Sin mediar palabra, se la sacó, la revoleó por el aire y la ensartó con la bayoneta", describió a Crónica el hombre que nació bajó el nombre de Alberto el 1° de enero de 1935.

Cuando estalló el genocidio, su padre fue enviado a un campo de exterminio, mientras que él y su madre sufrieron vejaciones. "Fuimos a hablar con el jefe de la Gestapo, que en la juventud era amigo de mi papá, pero no nos dio respuesta. Con el tiempo este hombre se apoderó de mi casa y la violó a mi madre", contó.

A los siete años, Danon logró escapar de la ex Yugoslavia luego de que un cura católico lo bautizara como Román. Al regresar a Turquía, a través de Bulgaria, su madre fue trasladada a los campos de concentración, por lo que se quedó solo, sin hogar y sumergido en una angustia inexplicable.

Volver a empezar

Una asociación norteamericana, destinada a salvar niños huérfanos, le recomendó hacerse musulmán para sobrevivir. "Me cargaron arriba de un tren y me mandaron a Siria, donde me llamaron Omar", recordó, tras explicar que al llegar fue acogido por una familia árabe.

Tiempo después fue renombrado bajo el nombre de Yehuda. Vivió en Palestina, se crió en un kibutz donde se comprometió con la ideología socialista. Hizo el servicio militar. Estuvo en guerras, fue paracaidista, hasta que en 1957 recibió una carta de su abuela a nombre de Alberto Danon. Inmediatamente viajó. Allí recibió la noticia de que su madre aún vivía en una ciudad, para él desconocida, llamada Buenos Aires.

El viaje más feliz

Danon arribó a la ciudad de Buenos Aires, donde años más tarde formó una familia (tiene dos hijos y cinco nietos). Producto de sus vivencias, escribió un libro llamado "Cicatrices de la memoria" y pintó un cuadro que reúne todos sus dolores ocurridos durante el Holocausto. En la actualidad, Román tiene por nombre legal Leonardo Danon y la ciudadanía argentina.

"Lo único que pido -reflexionó- es que sean buenos porque la bondad es la que va a salvar a la humanidad y no la muerte, la muerte es sólo para los cementerios".

Ver más productos

Vendé tus productos en Cronishop

Vendé tus productos en Cronishop

La biografía definitiva de Evita

La biografía definitiva de Evita

No aflojamos: protegete del Coronavirus

No aflojamos: protegete del Coronavirus

Protegete del Coronavirus: cómo hacer máscaras faciales

Protegete del Coronavirus: cómo hacer máscaras faciales

Crónicas de retórica: un libro indispensable para ayudar a otros

Crónicas de retórica: un libro indispensable para ayudar a otros

Kisse el libro de Marley para chicos y grandes

Kisse el libro de Marley para chicos y grandes

El Atlas de Camisetas

Los fanáticos del fútbol tienen un Atlas

Salí protegido: máscara facial protectora

Salí protegido: máscara facial protectora

Alberto Fernández: todo el mundo le atiende el teléfono

Alberto Fernández: todo el mundo le atiende el teléfono

¡Ayudá a los que más te necesitan!

¡Ayudá a los que más te necesitan!

Ver más productos