Buscan dilucidar si Santiago Maldonado participó y fue herido en el asalto de una comunidad Mapuche a una estancia de Benetton.

Sin haber tomado aún declaración indagatoria a ninguno de los casi 60 gendarmes que participaron de los incidentes del 1° de agosto, la investigación por la desaparición del activista Santiago Maldonado tendrá esta semana una noticia clave para descartar o confirmar la hipótesis alternativa a la represión por parte del Estado.

En los próximos días, se estima antes del viernes, llegarán los resultados de la segunda muestra de ADN de una mancha de sangre encontrada en la ropa de Evaristo Jones. ¿Quién es? Un cuidador de una estancia del magnate Benetton, quien fue atacado por cuatro personas del grupo mapuche RAM el 21 de julio. El hombre se defendió con su cuchillo e hirió a una persona, pero asegura que no fue de gravedad: “El mismo al que lastimé, me ató y me golpeó. Si estuviese herido de algo mortal, no se podía mover del dolor”, dijo quien tiene experiencia faenando animales en la Patagonia.

De sus ropas se extrajeron dos muestras de ADN (sangre): una era propia, la otra de un hombre cuyo perfil genético se coteja con el de Maldonado. De prosperar esa línea, el gobierno podría respirar aliviado: no habría sido por el accionar de los gendarmes de diez días después. En el Ejecutivo nacional estiman que su declaración podría haber sido falsa para no autoincriminarse en el hecho.

Esa hipótesis choca con la declaración del propio Jones, que se desligó del hecho. También con los registros telefónicos: el 25 de agosto, cuatro días después del episodio, Maldonado habló con su familia. Era el día de su cumpleaños, y no hubo referencias a ninguna herida. Dos días después habló por teléfono nuevamente con su madre.

También van en el sentido opuesto los testimonios que lo ubican junto al grupo mapuche que cortaba la Ruta 40 en la mañana del 1º de agosto, que terminó con los cruces y represión de Gendarmería. El juez Guido Otranto, sin embargo, hasta ahora puso el foco sobre este episodio, y ordenó enviar en carácter de urgente el resultado de esas pericias.