Otra buena para las aerolíneas low cost: la jueza federal Martina Forns habilitó la operación de El Palomar, con un máximo de tres aterrizajes y tres despegues diarios. La magistrada solicita además la remoción total de material explosivo remanente de los depósitos militares en la base, lo que también estaba contemplado previo al inicio de las operaciones.

En función de lo establecido por el estudio de impacto ambiental ya presentado por las autoridades, la jueza solicitó que continúe el monitoreo del impacto ambiental de las operaciones en marcha. Y pide por otra parte que, antes de sumar más despegues y aterrizajes diarios, se realice un nuevo estudio complementario. Lo presentado hacía proyecciones de impacto hasta junio de 2018; el pedido de la jueza es extender las proyecciones superado dicho plazo.

Por último solicita que en los próximos 60 días el Ministerio de Transporte de la Nación convoque a una audiencia pública para exponer los proyectos de obras y la operación aeronáutica. Desde el Ministerio se aclaró que esa cartera viene sosteniendo mecanismos de participación ciudadana y reuniones con los vecinos y diferentes instituciones de El Palomar, Hurlingham, Ciudad Jardín y Morón y que la audiencia será una instancia más de intercambio con la comunidad.