Por Florencia Bombini

@florbombini

El 23 de septiembre de 1947, hace exactamente 70 años, el pueblo argentino celebraba una conquista histórica a nivel nacional: Juan Domingo Perón promulgaba la ley 13.010 que instituyó el voto femenino, luego de décadas de rechazos y aberrantes discursos políticos, que tuvieron su punto final con la enorme lucha de María Eva Duarte de Perón.

La Ley Evita, como se la llamó posteriormente, le permitió a la mujer ingresar a un mundo desconocido, pasar a ser reconocida mediante la libreta cívica y expresar su voto. Pasó a tener su lugar en la sociedad.

El Museo Evita es el terreno indicado para recordar aquel día. Imágenes, vestimenta de época y documentos (como la libreta cívica número 1) de la ex primera dama forman el ambiente perfecto, ideal, para dialogar con Cristina Álvarez Rodríguez, sobrina nieta de Evita, diputada nacional por el Frente para la Victoria y presidenta ad honorem del Instituto Nacional de Investigaciones Históricas Eva Perón.

En una entrevista con Crónica, la funcionaria definió la promulgación de la ley como "una construcción de independencia y de autonomía para las mujeres". Aunque expresó que "no fue un triunfo sólo de Evita, sino de todas las que censaron mujer por mujer en los lugares más recónditos del país, para que todas pudieran tener la oportunidad de votar y de ser elegidas: esa fue la gran diferencia con los proyectos anteriores, de grandes luchadoras como Julieta Lanteri, Alicia Moreau de Justo, Cecilia Grierson".

Las experiencias, recordó Cristina Álvarez Rodríguez, “son conmovedoras. Ellas te cuentan, con mucha emoción, cómo habían ido a buscar a cada mujer, les habían enseñado a usar la libreta cívica y a votar. Hubo un proceso pedagógico. Son realmente oro en polvo”.

Sin embargo, la pelea por la igualdad de género está más vigente que nunca. Al respecto, la funcionaria explicó que "no es para ser más que nadie, es para ser iguales. Hoy las mujeres argentinas tenemos mucha discriminación. A igual trabajo, cobramos menos que los varones".

Como ocurrió años atrás, señaló la diputada, "nos tenemos que organizar para seguir conquistando derechos”. Álvarez Rodríguez también hizo referencia a la importancia de la promulgación de la ley de paridad de género, que establece el 50 por ciento de representación femenina en cargos electivos: “Es para que la agenda de las mujeres y de los varones esté asegurada. Hay muchos temas que nos interesan a nosotras que no están en tratamiento en la Cámara".

Hoy se recuerda que hace 70 años Evita marcaba un antes y un después en la historia argentina, dándole a la mujer un lugar en la sociedad antes desconocido. “En una época donde se están perdiendo los derechos, homenajear esta conquista es una alegría muy grande”, señaló Cristina Álvarez Rodríguez, que cerró la entrevista con las palabras justas: "Estamos en un mundo que se construye de a dos pero que por mucho tiempo nos mantuvo silenciadas".