Al menos ocho personas murieron y otras 14 resultaron heridas, entre ellas niños y cuatro extranjeros, en un ataque suicida perpetrado en Kabul con un coche cargado de explosivos al paso de un vehículo de una compañía canadiense de seguridad, y que hasta ahora no ha sido reivindicado por ningún grupo insurgente.

Entre las víctimas hay varios niños en edad escolar debido a que en el momento en que ocurrió el atentado los menores se dirigían a la escuela.

La explosión ocurrió en el noreste de la capital afgana, en una zona donde hay además un complejo del gobierno y una base militar extranjera, informó el vocero del Ministerio de Interior afgano, Nasrat Rahimi, en un comunicado.

El vocero reveló posteriormente que la detonación fue provocada por un atacante suicida que utilizó una furgoneta cargada de explosivos e hizo estallar el vehículo en una calle principal.

El Ministerio del Interior afgano aseguró poco después en un nuevo comunicado que el objetivo del ataque fue un vehículo blindado de la compañía extranjera GardaWorld, que ofrece servicios de seguridad y transporte principalmente para extranjeros, citó la agencia de noticias EFE.

"Como resultado de este ataque terrorista, siete de nuestros compatriotas murieron y otros diez fueron heridos. Cuatro empleados de la mencionada compañía extranjera también sufrieron heridas en el ataque", precisó el Ministerio en la declaración, a lo que se suma la muerte del atacante suicida.

Además del vehículo de la empresa de seguridad, otros dos coches civiles resultaron "destruidos" en el ataque.

Kabul ha sido objeto este año de un gran número de importantes ataques reivindicados tanto por el grupo yihadista Estado Islámico (EI) como por los talibanes.

El más reciente, reclamado por el grupo talibán, ocurrió hace menos de un mes y causó más de veinte muertos y 38 heridos.

El ataque se produce un día después de que el gobierno afgano anunciase la liberación de tres relevantes miembros del los talibanes, entre ellos el hijo del fundador de la facción conocida como red Haqqani, a cambio de la libertad de un profesor estadounidense y un australiano secuestrados por los insurgentes.

Ver más productos

Santa Lucía de Siracusa, en el recuerdo de la iglesia católica.

La iglesia recuerda hoy a Santa Lucía de Siracusa

Perón y Evita, una nueva era política en el país

De Perón a Fernández, un país siempre convulsionado

Los feligreses demostraron la devoción por la Virgen en su día (Carlos  Ventura - Diario Crónica)

Ceremonia impregnada de espíritu bergogliano

Ver más productos