La mente criminal se esconde a veces en profundos sitios donde no hay explicación a la hora de entender un acto ilícito, violento y descarnado, es por eso que un ejemplo claro de esto se sitúa a miles de kilómetros de aquí y en una época llena de hostilidades en el mundo.

Se trata de Andrei Chikatilo o el llamado "Carnicero de Rostov", quien es el peor asesino serial de la ex Unión Soviética (hoy Federación Rusa), ya que confesó haber mutilado y matado a 56 niños y mujeres entre 1978 y 1990, y fue juzgado y condenado por la mayoría de estos asesinatos.

Sin embargo, la infancia de Chikalito (nacido en 1936 la ciudad ucraniana de Yablochnoye) no fue normal ya que además de vivir bajo el mando de Josef Stalin y crecer en plena Segunda Guerra Mundial (su padre Roman fue detenido por los nazis), el niño tuvo que atravesar un grave drama familiar. Es que su madre, Anna Chikatilo, le comentó que su hermano mayor (de nombre Stepan) había sido capturado por campesinos que lo desollaron y comieron, situación que pareció traumar a Andre de por vida.

Si bien esta historia nunca fue confirmada por nadie, ya que ni Andrei ni su hermana llegaron a conocer al supuesto "hermano mayor", se cree que fue una historia inventada por la madre, en épocas donde la hambruna golpeó fuerte a Europa oriental.

Andrei Chikatilo junto a sus padres (Archivo).

Como era de prever su paso por la escuela no ha sido el mejor, ya que era introvertido, sufría la constantes burlas de sus compañeros, no reaccionaba ante las mismas y tenía problemas físicos como miopía y enuresis nocturna hasta los 12 años, lo cual su crecimiento lo volvió más tímido con las mujeres, sobre todo porque tenía problemas de impotencia y su autoestima estaba en baja de manera continua, situación que tampoco le permitió tener un buen rendimiento en la Universidad de Moscú al querer estudiar derecho.

Andrei Chikatilo: ejército y casamiento

De joven ingresó al ejército soviético, pasó esta etapa de la mejor manera posible y luego volvió a los estudios, campo en el que obtuvo tres títulos: Lengua y Literatura, Ingeniería y Marxismo-Leninismo, además se casó en 1963 con una amiga de su hermana (llamada Fayinay), con quien a pesar de no poder mantener una erección (aunque sí eyacular) tuvo dos hijos.

Andrei Chikatilo se formó como docente (Archivo).

Esta "nueva vida" lo mostró como un buen padre, marido (a pesar de sus problemas sexuales) y destacado miembro del partido comunista, pero tras esta faceta apareció una más cruel, es que tras ingresar al mundo de la docencia en 1971, comenzó a obsesionarse por los menores que frecuentaron sus clases.

Tenía una fuerte atracción por las niñas menores de 12 años, de hecho, las espiaba cuando pasaba por sus dormitorios (escuelas pupilas) y al verlas en ropa interior, se metía la mano adentro del bolsillo y se masturbaba, esta situación le costó el empleo en 1974 cuando fue acusado de abusar sexualmente de algunos alumnos.

Los crímenes comenzaron en 1978 (Archivo).

En cercanías de la navidad de 1978, Andrei comenzó su camino de crímenes, ya que abordó en la calle a niña de 9 años (Yelena Zakotnova), la convenció para que lo acompañara hasta una cabaña que estaba a las afueras de la ciudad y le rompió la ropa, en el forcejeo con la menor, ésta lo arañó y le brotó sangre, situación que le provocó una erección, abriendo la jaula de un monstruo que arrancó con una serie de actos criminales. Apuñaló a la niña en el estómago y hasta no eyacular no paró de atacarla, tras la muerte de la criatura, su cuerpo fue hallado dos días después en el río Grushovka por la policía local, quien culpó a otro sujeto: Alexander Kravchenko, quien fue torturado y condenado a muerte tiempo más tarde.

Andrei Chikatilo: coartada perfecta

Tras perder su empleo en 1981, comenzó a trabajar como operario de abastecimiento en una fábrica, en la cual solía viajar más que estar en su propia casa, lo cual fue una excelente coartada para volver a matar ya que solía visitar varias localidades del país por tren, y en las estaciones encontraba jóvenes que mendigaban, vendían productos o dormían en la calle, es decir, las víctimas perfectas para llevar a cabo su plan.

Niños y jóvenes que dormían en la calle eran su blanco preferido (Archivo).

De esta manera se produjo el segundo asesinato, ya que el 3 de setiembre de ese año, Chikalito asesinó a una prostitutta de 17 años (Larisa Tkachenko), a quien convenció de ir a un bosque para tener sexo, pero su impotencia se hizo presente, la víctima se río de él, lo cual lo enfureció, la estranguló y eyaculó sobre el cuerpo tras masturbarse frente a el mismo. Como si esto fuera poco, también le mordió la garganta, sacó un cuchillo, la apuñaló, le cortó los senos, se comió los pezones y le arrancó los ojos, como con la primera víctima.

En ese mismo año, el "Carnicero de Rostov" asesinó a Lyuba Biryuk (13) a quien raptó de un pueblo llamado Novocherkassk, la acuchilló 40 veces y le quitó sus ojos como toque personal. También en 1981 se produjo el caso de un niño muerto, Oleg Podzhivaev (9), que si bien su cuerpo nunca fue encontrado, más tarde, Chikalito confesó haberlo matado.

Algunas de las víctimas de Andrei Chikatilo (Archivo).

Cabe destacar, que el modus operandi del criminal era siempre el mismo: víctimas llevadas a bosques, con signos fe violencia, sadismo y mutilación, y generalmente niños y chicas jóvenes.

Para 1984 ya eran 15 las víctimas a manos del asesino serial y la cifra no iba a detenerse, ya que los crímenes continuaron y la policía soviética no podía dar con el asesino, además el acoso de los medios era cada vez más frecuente por la falta de resultados para detener al sádico criminal.

El asesino fue detenido varias veces pero era liberado por "falta de pruebas" (Archivo).

Para dar con su aspecto, el Instituto Serbsky de Moscú realizó un perfil, en lo cual se lo definió como un hombre que se mostraba normal, tal vez casado, con trabajo y con una sangre del grupo AB, tras analizar muestras del semen del criminal.

Andrei Chikatilo: detención y libertad

En septiembre de 1984 la policía detuvo a Chikatilo en un mercado de Rostov, pero al momento de cotejar los análisis, estos no concordaban con los suyos por lo que quedó en libertad. A todo esto, había miles de sospechosos en la nación con esas características y las muertes seguían en ascenso.

Andrei Chikatilo cayó en cercanías de la estación de tren de Leskhoz (Archivo).

De 1985 a 1990 continuó matando menores, y aunque fue detenido una vez por robo y se le hicieron análisis para cotejar, la sangre del asesino era del Grupo AB, y Chikatilo presentó del grupo A, es decir, que no concordaban y por eso quedó libre, sin embargo, años más tarde, los investigadores se dieron cuenta que el análisis estuvo mal hecho y ese error le costó la vida a otras personas.

Caída del asesino serial

En noviembre de 1990 se produjo el último crimen de Andrei Chikatilo en la ciudad de Leskhoz, y un vasto operativo de 600 hombres se pusieron a la orden de la justicia para capturarlo, situación que se logró a través del sargento Igor Rybakov, quien vió como un hombre salió de un bosque que llevaba traje y corbata, con un dedo vendado y una mejilla manchada de sangre. Al pedirle la documentación, Chikalito no la presentó pero igual no fue detenido porque no había motivos para arrestarlo.

El juicio duró sólo unos meses (Archivo).

Sin embargo, al otro día las autoridades locales hallaron el cuerpo de una joven de 20 años y dedujeron que ese hombre que había visto pudo ser el asesino, por lo que se emitió una orden de captura y fue detenido, pero se produjo una situación particular: su sangre no era del tipo AB pero sí su esperma.

El cine también mostró la vida del asesino serial.

En los primeros interrogatorios no confesó nada, de hecho, estuvo 10 días sin decir lo que pasó hasta que la ayuda de un psiquiatra develó la verdad, allí habló sobre su terrible infancia y confesó el crimen de 53 personas (en su mayoría mujeres), ayudando a la policía a revelar la ubicación de otros cadáveres que se encontraban desaparecidos.

Los diarios mostraron el salvaje andar de Andrei Chikatilo (Archivo).

En abril de 1992 comenzó el juicio en su contra y terminó en octubre de ese mismo año, cuando los jueces lo condenaron a la pena de muerte por los 53 asesinatos agravados y fue ejecutado de un tiro en la nuca en la prisión de Rostov del Don el 14 de febrero de 1994.

POR G.A.

Ver más productos

Cómo ser padres en el Siglo XXI

Cómo ser padres en el Siglo XXI

Historias de mujeres que cambiaron el mundo contadas para niñas rebeldes

Historias de mujeres que cambiaron el mundo contadas para niñas rebeldes

¿Qué regalar el día del padre?

¿Qué regalar el día del padre?

Sexo ATR y gratis a tu casa en fase 1

Sexo ATR y gratis a tu casa en fase 1

Para aprender con los chicos sobre la Revolución de Mayo

Para aprender con los chicos sobre la Revolución de Mayo

Para los fans de Star Wars en su día

Para los fans de Star Wars en su día

Conocé a fondo a los presidentes argentinos

Conocé a fondo a los presidentes argentinos

Cómo ahorrar y ganar plata en medio de la crisis

Cómo ahorrar y ganar plata en medio de la crisis

Tuvo leucemia a los 14, sobrevivió y escribió un libro

Tuvo leucemia a los 14, sobrevivió y escribió un libro

Celebración virtual del Día Mundial del Libro

Celebración virtual del Día Mundial del Libro

Ver más productos