La mayoría opositora de la Asamblea Nacional (AN, parlamento) de Venezuela que encabeza Juan Guaidó sesionó este miércoles por segunda vez en el año fuera del palacio legislativo, luego de que este amaneciera rodeado de militares y un grupo de legisladores fuera baleado, según ellos, por civiles armados que responden al chavismo.

Fue la manifestación más violenta del conflicto en que la AN se halla sumida desde el 5 de enero, cuando una minoría compuesta por el bloque chavista y algunos aliados proclamó como presidente a Luis Parra y la mayoría opositora reeligió a Guaidó.

Pese a que la AN sesiona usualmente los martes, Guaidó convocó para este miércoles precisamente para evitar incidentes con el grupo de Parra, quien había llamado a los suyos a reunirse este martes.

El vehículo agredido.


Sin embargo, la posibilidad de un nuevo episodio de tensión quedó prefigurada, cuando el presidente de la Asamblea Nacional Constituyente (ANC), capitán Diosdado Cabello, anunció que ese órgano -integrado exclusivamente por chavistas, autoproclamado plenipotenciario y que también se reúne en el palacio legislativo- sesionaría diariamente a partir de este miércoles.

De hecho, el palacio legislativo amaneció rodeado por decenas de militares y policías, tal como sucedió el 5 -cuando se impidió el acceso de la mayoría opositora- y el 7, aunque en esta ocasión los diputados antichavistas pudieron ingresar al edificio.

Un puñado de legisladores se acercó en automóviles al lugar, para constatar la situación, y fue atacado a balazos por “colectivos”, como se llama en Venezuela a los grupos de civiles chavistas armados.


“Los diputados designados en la Comisión de Verificación del Estatus del Palacio Federal Legislativo fuimos víctimas de un atentado por parte de colectivos paramilitares que dispararon contra el vehículo donde nos trasladábamos”, denunció la legisladora Delsa Solórzano en Twitter.

“Con armas de fuego dispararon. Hay videos, ahí están los vidrios destruidos de una camioneta blindada; denunciamos ante el mundo el asedio del parlamento”, agregó el diputado Carlos Prosperi a los cronistas presentes en los alrededores del palacio legislativo.

El segundo vicepresidente de la AN, Carlos Berrizbeitia, aseguró que efectivos de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB), la Policía Nacional Bolivariana (PNB) y la Dirección General de Contrainteligencia Militar (Dgcim) presenciaron los ataques sin intervenir, y responsabilizó por ello al ministro de Defensa, general Vladimir Padrino.

“Padrino, ese uniforme que tiene es de todos los venezolanos, cómo puede estar amparando que en el Palacio Federal Legislativo estén estos terroristas disparando con armas de fuego”, se preguntó Berrizbeitia y añadió: “Tenemos que darle gracias a Dios que no hubo una muerte o un herido grave”.

Guaidó señaló más tarde que de ese modo “quedó develada la dictadura” y que “ellos (los gobernantes chavistas) quieren seguir exponiéndose de manera brutal como lo que son, unos dictadores”.

El líder opositor agregó que las fuerzas armadas fueron “cómplices de los colectivos, los paramilitares” en lo que calificó como una “emboscada contra parlamentarios”.

Tal como ocurrió el 5 de enero, cuando su reelección tuvo lugar en instalaciones del diario El Nacional, Guaidó hizo uso de la facultad que el reglamento interno de la AN confiere a su presidente para “decidir sesionar en sitios diferentes al hemiciclo de sesiones” y citó a los legisladores en el anfiteatro de El Hatillo, uno de los cinco municipios que componen Caracas.

Allí comenzó con la presencia de 92 diputados -más de la mitad de las 167 bancas totales- la sesión prevista para que Guaidó brindara su memoria anual en su condición de presidente interino de la república, designado por la AN luego de que su mayoría opositora desconociera el período actual de gobierno del mandatario Nicolás Maduro por entender que surgió de elecciones irregulares.

Asimismo, los grupos violentos también agredieron a periodistas, tanto en las inmediaciones de la AN como en la cercana plaza Bolívar, según denunciaron varios de ellos y el Colegio Nacional de Periodistas (CNP).

“Nos lanzaron botellas, huevos, tomates y todo esto vuelve a pasar una vez más con la anuencia de la PNB, que estaba parada a mi lado y no hizo absolutamente nada, ni siquiera mediar”, afirmó Gabriela González, reportera del diario digital El Pitazo, según la agencia de noticias EFE.

“Grupos de colectivos agredieron a equipos de prensa que efectuaban cobertura de protesta de educadores en la plaza Bolívar; nos esparcieron heces fecales y orina; el gobierno de (el presidente, Nicolás) Maduro es responsable de la seguridad de los periodistas”, dijo el CNP en Twitter.

Más tarde, Cabello respaldó la acción de los "colectivos": "Me siento orgulloso de ustedes; este es un colectivo de defensores de estos espacios y de la revolución bolivariana; si nos toca defender esta Asamblea, la vamos a defender", dijo, según el diario digital venezolano Sumarium y la agencia ANSA.

"Ese pueblo que está en la calle, que se vino para acá, autoconvocado, nosotros no invitamos a nadie; el centro es territorio libre de violencia", agregó el militar, considerado el número dos del chavismo.

Ver más productos

Kisse el libro de Marley para chicos y grandes

Kisse el libro de Marley para chicos y grandes

El Atlas de Camisetas

Los fanáticos del fútbol tienen un Atlas

Salí protegido: máscara facial protectora

Salí protegido: máscara facial protectora

Alberto Fernández: todo el mundo le atiende el teléfono

Alberto Fernández: todo el mundo le atiende el teléfono

Cronishop abre sus puertas a comercios y PYMES

Cronishop abre sus puertas a comercios y PYMES

¡Ayudá a los que más te necesitan!

¡Ayudá a los que más te necesitan!

Alberto Fernández: lo que todos quieren saber

Alberto Fernández: lo que todos quieren saber

Los libros que todos los famosos y políticos leen

Los libros que todos los famosos y políticos leen

Convertite en héroe

Convertite en héroe

La pasión no entra en cuarentena

La pasión no entra en cuarentena

Ver más productos