La ministra de Derechos Humanos, Mujer y Familia de Brasil, la pastora Damares Alves, lanzará una campaña el próximo 3 de febrero para promover la abstinencia sexual en adolescentes desde los 10 hasta los 18 años. Según un documento del Ministerio, el comienzo de la actividad sexual a una edad temprana puede llevar a “comportamientos antisociales y delincuentes, alejándolos de los padres, la escuela y la fe”.

Alves, quien reveló que de pequeña fue violada y que por eso se refugió en la religión con la que llegó a pastora de la pentecostal Iglesia Quadrangular, es una de las ministras más populares del gabinete del presidente Jair Bolsonaro y la principal figura que conecta al gobierno con las clases bajas evangélicas que fueron determinantes para el triunfo del ex capitán ultraderechista en 2018.