El agua alcanza los techos de las casas. (Gentileza @notisar1)
Cientos de personas se hallaban desaparecidas este martes en Laos al día siguiente del hundimiento de una represa hidroeléctrica en construcción en el sureste de este pequeño país asiático, informó la agencia oficial. 

La represa, situada en la provincia de Attapeu (suroeste), cerca de la frontera con Vietnam, se derrumbó en la noche del lunes, liberando 5.000 millones de metros cúbicos de agua y "causando varios muertos y centenares de desaparecidos", precisó la agencia oficial del régimen comunista.  "Varias casas fueron destruidas", agregó. 


Varias decenas de represas están actualmente en construcción en Laos, que exporta la mayoría de su energía hidroeléctrica hacia los países vecinos, en particular Tailandia. 

Desde hace años, las organizaciones de defensa del medioambiente han expresado su preocupación por las ambiciones hidroeléctricas de Laos, especialmente por el impacto de la represas sobre el río Mekong, su flora y su fauna, así como sobre las poblaciones rurales y las economías locales. 

La represa de la provincia de Attapeu, una obra de más de mil millones de dólares, está en construcción desde 2013. 

Detrás de este proyecto está Xe Pian-Xe Namnoy Power Company (PNPC), una coempresa formada por la compañía tailandesa Ratchaburi Electricity Generating Holding, la surcoreana Korea Western Power y la laosiana Lao Holding State Enterprise.
Muchos habitantes de la zona están todavía sobre los techos de sus casas. (Gentileza @machetenoticias)

 
La represa, de una potencia de 410 megavatios, tenía que comenzar a suministrar electricidad en 2019, según la web de PNPC, y el 90% de la energía producida tenía que exportarse a Tailandia.