¿Se habrán inspirado en la laureada serie española "La Casa de Papel", en la que los ladrones se camuflaron con mamelucos rojos y caretas con el rostro de Salvador Dalí para que nadie viera sus rostros y confundir a los policías? ¿En la icónica película "Los Cazafantasmas", donde Bill Murray, Dan Aykroyd y Harold Ramis intentaban reducir y eliminar una masa gelatinosa que invadia la ciudad? ¿O en los criollísimos Jorge Guinzburg y Horacio Fontova, cubiertos por preservativos gigantes en su sketch de "Póntelo y Pónselo"? ¿O simplemente quisieron curarse en salud para no contagiarse de coronavirus?

 

Los trajes aislantes para efectuar tareas de sanitización se pusieron de moda a raíz de la pandemia.

 

Lo cierto es que esta banda de delincuentes robó un banco de México con un singular disfraz: todos sus miembros se pusieron trajes de sanitización, de los que se hicieron populares durante la pandemia de Covid-19. Cubiertos de pies a cabeza y con máscaras que les protegían las caras, ingresaron a una sucursal bancaria del Citibanamex ubicada en el centro histórico del Distrito Federal.

Lo curioso es que nadie vio ingresar a los ladrones, que de acuerdo a los primeros reportes eran tres. La alarma ubicada en la boveda se activó y por eso los empleados llamaron a la Policía.

 

 

Pocos segundos después, los desconocidos, con una presunta posesión de un arma de fuego, ingresaron a una zona de acceso controlado e inmovilizaron a siete empleados, según declaró el gerente de la entidad.

Se cree que la banda habría ingresado por el techo de la sucursal, ya que la Policía encontró dañada la puerta y entrada del aire acondicionado.

 

 

Pese a la intervención de la Secretaría de Seguridad Ciudadana de la capital mexicana, los criminales lograron huir con el botín, cuyo monto hasta ahora se desconoce.

 

Mirá el video

 

 

Ver comentarios