José Antonio Delgado Fresnedo (54) fue hallado sin vida por agentes de seguridad en España, el último fin de semana, tras ser buscado intensamente desde el seis de septiembre. El hombre había pactado un encuentro sexual a través de la aplicación de citas, Badoo, y tras llegar al lugar acordado, fue enterrado vivo. 

Fresnedo, que vivía en Zaragoza, estaba enterrado en un campo en la comarca Ribera Alta del Ebro. El último miércoles, por el crimen, detuvieron a una pareja: una mujer de nacionalidad venezolana y un hombre marroquí. De acuerdo con la policía científica, los homicidas no utilizaron armas, sino que mataron a Delgado Fresnedo a golpes.

El hombre era técnico informático y, según la investigación, fue manejando al lugar pactado para tener una cita con la venezolana. Cuando se encontró con la mujer, fue atacado por ella y por su pareja. 

No era era la primera vez que la pareja de detenidos utilizaba este mecanismo de robo. De acuerdo con la Policía, por lo menos lo habían hecho en otras dos ocasiones. Según indicó el medio local El Periódico, la víctima habría entrado en coma por la golpiza y sus atacantes lo habrían enterrado vivo.

La mujer venezolana y su pareja se quedaron con el auto de Fresnedo, un Mercedes Benz de color rojo valuado en 55 mil dólares. Intentaron venderlo por internet, a mitad de precio y sin los documentos, lo que llamó la atención de un comprador, quien luego reportó el anuncio de venta a la Policía. Tras ello, quedaron detenidos. 

Ver comentarios