Boris Johnson, el primer ministro británico, informó sobre las nuevas medidas sanitarias en Reino Unido que implementó en el plan de Gobierno "Convivir con el Covid". La autoridad explicó que a partir de esta semana ya no será obligatorio el aislamiento para las personas que den positivo en el test de Covid

Esta nueva implementación será tanto para los que den positivo como para los que sean contactos estrechos.

 

A través de un comunicado oficial, el sábado pasado el ministro británico afirmó que "gracias a nuestra mejor comprensión del virus y al exitoso programa de vacunación, ahora podemos pasar de la intervención del Gobierno a la responsabilidad personal".

A pesar de que ya no sea obligatorio el aislamiento, de todas formas Johnson dijo que cada ciudadano deberá tener responsabilidad en la salud de los demás, "deben conservar, como con todas las enfermedades infecciosas como la gripe".

El primer ministro británico Boris Johnson.

Por otro lado, comentó que para él la enfermedad que está viviendo el mundo no se va a ir por completo de inmediatamente. Por esa razón hay que "aprender a vivir con este virus y seguir protegiéndonos sin restringir nuestras libertades", ya que si no nunca se va a poder seguir trabajando en el funcionamiento del mundo.

"Hemos desarrollado fuertes protecciones contra este virus durante los últimos dos años a través del lanzamiento de vacunas, pruebas, nuevos tratamientos y la mejor comprensión científica de lo que este virus puede hacer", dijo Johnson.

 

De todas maneras si llega a surgir una extrema ola de contagios, el ministro no descarta la posibilidad de tomar nuevas medidas "para resistir si es necesario". También habló sobre la posibilidad de hacer pruebas o programas de vacunas que cubran la protección ante nuevas cepas.

La nueva medida fue considerada inapropiada para la oposición de Johnson. "Está declarando la victoria antes de que termine la guerra", dijeron algunos funcionarios. Incluso piensan que con este proyecto está intentando pasar desapercibido con la polémica de la fiesta "Party Gate" en la residencia oficial durante la cuarentena.  

El diputado laborista Wes Streeting habló con el diario The Guardian y expresó que "el Gobierno debe publicar la evidencia detrás de esta decisión, para que el público pueda tener fe de que se está tomando pensando en el interés nacional".

Ver comentarios