Crece la tensión mundial por el petróleo. Mientras Estados Unidos acusa directamente a Irán por el ataque a dos refinerías de Arabia Saudita -lo que disparó el precio del crudo a nivel internacional-, el gobierno iraní anunció la captura de un buque carguero de combustible con bandera de Emiratos Árabes Unidos en el Estrecho de Ormuz.

La nave está acusada de contrabandear 250.000 litros de diésel y fue retenida frente a las costas de la provincia persa de Hormozgan. También fueron arrestados sus 11 tripulantes, en el último episodio de la “guerra de los petroleros” y en el contexto del ataque sobre dos refinerías de Arabia Saudita.

La detención de la nave es el último de un serie de incidentes con buques de carga de combustible en el Golfo Pérsico, luego de que un petrolero iraní fuera a su vez incautado en Gibraltar, en el mar Mediterráneo, y luego liberado. Pero la tensión llegó a un punto extremo después del ataque con drones explosivos del sábado último a las refinerías en Arabia Saudita.

Aunque las milicias hutíes en Yemen, que están en guerra con los sauditas, se adjudicaron el ataque, Estados Unidos ha culpado a Irán, que apoya a los rebeldes, por el mismo hecho, ya sea por proveer los proyectiles o incluso haberlos disparado. También la coalición internacional que actúa en Yemen apunta contra Irán por el ataque.

El portavoz de la coalición internacional que lidera Arabia Saudita en Yemen, Turki al Malki, aseguró este lunes que las investigaciones preliminares sobre los ataques del sábado contra dos plantas petroleras en el reino saudita indica que pese a ser reivindicados por los rebeldes hutíes, los drones no fueron lanzados desde territorio yemení.

“Como información preliminar, el ataque no ha sido lanzado desde territorio yemení, tal y como habían revindicado los hutíes, ya que estos son instrumentos en las manos de la Guardia Revolucionaria iraní para llevar a cabo la agenda de Irán”, afirmó el vocero en una conferencia de prensa brindada en Riad.

El sábado, los rebeldes hutíes que combaten al gobierno de Abdo Rabu Mansur Hadi, reconocido por parte de la comunidad internacional, reivindicaron el ataque contra dos refinerías de Aramco en el noroeste de Arabia Saudita, que provocaron la suspensión del 50% de la producción de la mayor petrolera del mundo, afectando a mercados bursátiles y precios del crudo alrededor del planeta.

El ataque del sábado, por el que Estados Unidos y el gobierno yemení acusan a Irán, disparó el precio del crudo Brent, de referencia en Europa, en un 10,5 % a la apertura ayer del mercado de futuro de Londres. Pese a la reivindicación de los hutíes, surgieron especulaciones de que estos ataques podrían haber sido lanzados desde Irak, donde tienen presencia milicias chiitas respaldadas por Irán, algo que ayer rechazó Bagdad.

El conflicto yemení estalló a finales de 2014 cuando los rebeldes ocuparon Saná y otras provincias del país y expulsaron al presidente Hadi, exiliado en Arabia Saudita. Riad y sus aliados árabes intervienen militarmente en el conflicto desde marzo de 2015 para tratar de derrotar a los hutíes, apoyados por Irán, y restituir al dirigente exiliado.

Los rebeldes yemeníes advierten que podrían repetir los ataques contra empresas petroleras sauditas. Este jueves, desde Viena, el secretario de Energía estadounidense, Rick Perry, reavivó los señalamiento contra Teherán al considerar responsable de un “ataque deliberado” a la economía mundial y al mercado energético. “Este comportamiento es inaceptable y tienen que responder por ello". 

Trump advierte que estamos cargados y listos 

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, advirtió que su país está “cargado y listo” para responder al ataque a refinerías en Arabia Saudita, cuya autoría está “pendiente de verificación”, aunque cree saber quién es el “culpable”, que a juicio del secretario de Estado, Mike Pompeo, es Irán.

“El suministro de petróleo de Arabia Saudita fue atacado. Hay razones para pensar que sabemos el culpable, estamos cargados y listos, pendientes de verificación, pero estamos esperando a oír del reino sobre quién creen que fue la causa de este ataque, ¡y bajo qué términos procederíamos!”, manifestó en la noche del lunes en Twitter.

En su mensaje usó el término “locked and loaded” (cargado y listo) que suele usarse en ámbitos militares para decir que un arma está cargada. Esta es la respuesta más dura de Trump a lo ocurrido el sábado en Arabia Saudita, donde dos refinerías de la petrolera estatal Aramco, clave para el abastecimiento mundial de crudo, fueron atacadas con diez drones, causando una reducción de cerca del 50 % de su producción y profunda preocupación mundial.

Trump sorprendió al no especificar al responsable de los ataques, ya que poco después de cometidos Pompeo responsabilizó directamente a Irán al afirmar que no había evidencias de que procedían de Yemen. Por otra parte, Trump permanece sin descartar la posibilidad de una reunión con su homólogo iraní, Hasan Rohani, una cita que podría darse a finales de mes en la Asamblea General de la ONU en Nueva York.

Ver más productos

La Iglesia recuerda a beato Sebastián (Selvatico) de Madiis (Maggi)

La Iglesia recuerda a beato Sebastián (Selvatico) de Madiis (Maggi)

Esta frase surgió en una reunión de gabinete económico con el Presidente.

Para el gobierno "el pueblo no tiene por qué pagar otra vez un préstamo"

Los feligreses demostraron la devoción por la Virgen en su día (Carlos  Ventura - Diario Crónica)

Ceremonia impregnada de espíritu bergogliano

Ver más productos