Así como en Argentina no es extraño ver algún perrito en la calle,  en Tailandia ver un monito en la vereda es algo rutinario. Sin embargo, un episodio protagonizado por uno de estos animales casi termina en tragedia.

Resulta que el pasado 30 de agosto, un macaco macho de unos 20 kilos, se trepó de un árbol en la provincia de Lopburi, barrio de Chon Bui, y luego pasó a un cable de luz en búsqueda de comida. Comenzó a balancearse sobre el pero se engancó con un cable corriente, lo que lo llevó a electrocutarse y a caer al suelo. El hecho lo reportó un taxista que pasaba por la zona, quien decidió llamar a los bomberos.

El animal fue encontrado tres días después.

Todavía consciente y a pesar de sus visibles heridas abiertas, el simio se alejó de los vecinos que intentaron socorrerlo. Al cabo de unos minutos, las autoridades locales comenzaron a buscarlo, en principio sin éxito. Las horas siguieron pasado y el mono no apareció, lo que despertó la preocupación de más de uno.

A los tres días del hecho, el primate fue encontrado en un delicado estado de salud, sedado con un dardo tranquilizador y trasladado por rescatadores de animales a un sanatorio. Hasta que llegaron los médicos, intentaron alimentarlo y darle de beber. Posteriormente, los veterinarios del centro local de vida salvaje lo intervinieron. Según trascendió, si hubiese demorado más el hallazgo, otro hubiera sido la historia.

 “Cuando encontramos al mono, ya estaba hambriento y exhausto”, relató Suthee Yaimak, quien ayudó a encontrar al animal. “Nos sentimos aliviados de haberlo encontrado antes de que muriera”, añadió.

La operación quirúrgica llevó aproximadamente una hora.

Aunque sobrevivió, la gravedad de sus heridas fueron tales, que tuvieron que amputarle una de sus extremidades superiores. La operación duró aproximadamente una hora y posterior a esta, fueron requeridos cuidados intensos y siguió unos días hospitalizado. Según precisaron los expertos en su momento, se encontraba estable y en proceso de rehabilitación.

Según medios locales, en la región en la que tuvo lugar el accidente, era muy común que los turistas alimenten a estos macacos. Sin embargo, la pandemia llegó para alterar la ingesta de estos primates, lo que provocó que comenzaran a buscar comida en otros lugares. Esta situación hizo también que los monos se vuelvan más agresivos.

A su vez, el conductor de taxi que probablemente salvó la vida del simio con su llamado, declaró que ya lo había visto en esa zona varias veces, ya que le gustaba balancearse en los cables y escalar postes eléctricos.

Ver más productos

Mock up libros para nota

Mamás únicas, regalos únicos

Colección Agatha Christie de Planeta de libros

Agatha Christie, la autora más leída después de la Biblia y Shakespeare

Cómo hacer ayuno intermitente de manera saludable

Cómo hacer ayuno intermitente de manera saludable

Cómo ser padres en el Siglo XXI

Cómo ser padres en el Siglo XXI

Historias de mujeres que cambiaron el mundo contadas para niñas rebeldes

Historias de mujeres que cambiaron el mundo contadas para niñas rebeldes

Ver más productos