Kimberly Guilfoyle, la novia del hijo mayor del presidente estadounidense Donald Trump, dio positivo para el nuevo coronavirus, informó el equipo de campaña del mandatario. La joven es, además, una de las principales integrantes del comité de recaudación de fondos para la reelección del líder republicano,

Tanto Guilfoyle como el hijo del presidente, Donald Trump Jr, quien dio negativo al test, se aislaron y suspendieron todos sus actos públicos, informó el jefe del comité de recaudación de fondos de la campaña del mandatario, Sergio Gor, a periodistas.

Guilfoyle no presentó síntomas de la enfermedad y fue diagnosticada en Dakota del Sur antes de asistir a un acto de Trump el viernes en el Monte Rushmore, según confirmó Gor mientras el presidente daba su discurso, luego de que algunos medios dieran la noticia, informó CNN.

El diario The New York Times señaló, según datos de una persona familiarizada con el tema, que Guilfoyle viajó junto a Donald Trump Jr para asistir a la ceremonia, pero no en el avión presidencial Air Force One.

El periódico agregó que las personas que están en contacto con el presidente, que busca su reelección el próximo 3 de noviembre, son examinadas por precaución y de forma rutinaria para detectar si tienen el virus.

Guilfoyle asistió, el pasado 19 de junio, a un acto de de Trump en Tulsa, Oklahoma, y dos días después a un discurso que pronunció el presidente en Phoenix, Arizona.

El pasado 8 de mayo, Katie Miller, la portavoz del vicepresidente de Estados Unidos, Mike Pence, dio positivo para Covid-19, un día después de conocerse que un asistente personal del mandatario resultó también contagiado del coronavirus.

Además de ser la portavoz de Pence, Miller es la esposa de uno de los asesores más influyentes de Trump, Stephen Miller, conocido como el artífice de la política migratoria de la Casa Blanca, incluidas varias de sus medidas más duras contra la población indocumentada.

La cadena estadounidense CNN indicó que ocho integrantes del equipo de avanzada de Trump que se trasladó a Tulsa dieron positivo a la enfermedad, que fue contraída por más de 2,79 millones de personas y causó 129.405 muertes en el país, el más afectado por la pandemia.

Trump, sin precauciones por el coronavirus

Al pie del famoso monte con los rostros de cuatro exmandatarios tallados y en vísperas del Día de la Independencia, el presidente estadounidense, Donald Trump, hizo anoche una exhortación directa a sus votantes blancos a cuatro meses de las elecciones, acusando a quienes se han manifestado a favor del fin del racismo de "campaña despiadada para borrar" la historia del país.

Con la nación desbordada por el coronavirus, el acto en el Monte Rushmore para inaugurar las celebraciones por el Día de la Independencia congregó a una multitud que no guardó la distancia social y en la que abundaban las personas con barbijo, una protección esencial contra el virus que el propio mandatario se ha resistido a usar en público pese a recomendaciones de su Gobierno.

El acto se realizó en el Monte Rushmore (Télam)

"El Monte Rushmore será para siempre un tributo eterno a nuestros antepasados y nuestra libertad", dijo Trump desde una tarima decorada con banderas estadounidenses, en un discurso en que condenó los ataques por parte de manifestantes antirracistas a estatuas de todo el país en honor a personas que se beneficiaron con el tráfico de esclavos, incluyendo presidentes.

"Este monumento nunca será profanado. Estos héroes nunca serán desfigurados. Su legado nunca, nunca será destruido", puntualizó, mientras los asistentes aplaudían y cantaban "USA, USA".

En días pasados, Trump ha criticado la remoción de estatuas o símbolos confederados en medio de las protestas raciales."Nuestra nación está siendo testigo de una campaña despiadada para borrar nuestra historia, difamar a nuestros héroes, borrar nuestros valores y adoctrinar a nuestros hijos", alertó, citado por la agencia de noticias EFE.

Según el líder estadounidense, que en las elecciones de noviembre próximo buscará su reelección, el objetivo de los manifestantes es "acabar con Estados Unidos".

"Las turbas enojadas están tratando de derribar las estatuas de nuestros fundadores, desfigurar nuestros monumentos más sagrados y desatar una ola de crímenes violentos en nuestras ciudades", se quejó.

El acto se realizó en la famosa ladera de Dakota del Sur donde están esculpidos los rostros de los expresidentes George Washington (1789-1797), Thomas Jefferson (1801-1809), Abraham Lincoln (1861-1865) y Theodore Roosevelt (1901-1909).

El monumento se convirtió en escenario de una ceremonia que tiene lugar cuando Estados Unidos vive un proceso de reflexión sobre el historial racista de muchos de los estadistas y generales homenajeados en monumentos y estatuas.

Grupos de personas, entre ellas nativos americanos, protestaron por la llegada de Trump e intentaron bloquear con vehículos la vía hacia el monte, pero fueron retirados por la Policía.

El acto, al que asistieron miles de personas, se desarrolló sin las reglas de distanciamiento social recomendadas por las autoridades sanitarias. Además, pocos asistentes usaban cobertor facial.

Ver más productos

Cuentos de buenas noches

Cuentos de buenas noches

Astrología: claves para conocer tu futuro

Astrología: claves para conocer tu futuro

Lo que querés saber sobreNéstor Kirchner

Lo que querés saber sobreNéstor Kirchner

ATR: el boom del placer

ATR: el boom del placer

Atención emprendedores: cómo vender más a pesar de la crisis

Atención emprendedores: cómo vender más a pesar de la crisis

Para aprender con los chicos

Para aprender con los chicos

¡Más crianza menos terapia!

¡Más crianza menos terapia!

Descubrí tu destino con Mia Astral

Descubrí tu destino con Mia Astral

Un Atlas para fanáticos del fútbol

Un Atlas para fanáticos del fútbol

¡Actualizate con estas tendencias!

¡Actualizate con estas tendencias!

Ver más productos