La guerra abierta entre la medicina y el coronavirus (Covid) sigue dejando capítulos dramáticos en el mundo, y un caso ejemplificador tuvo lugar en Túnez, nación africana que sigue sufriendo por la cantidad de muertos e infectados, sumado a los pocos recursos que tiene para luchar contra el virus.

En un vídeo publicado en la red social Twitter, una persona filmó a un médico del hospital de la ciudad tunecina de Mateur quien no puede contener su desesperación y llora por la trágica situación que está presenciando. Cabe destacar, que Túnez es el país con la mayor tasa de mortalidad en el continente africano y las ayudas no llegan.

Mateur es una ciudad al norte de Túnez, cuyo hospital está teniendo serios problemas para paliar la pandemia. El centro tiene alrededor de cuarenta pacientes ingresados por Covid-19 y su director espera día tras día a que llegue la ayuda.

Cada minuto es una vida y el camión que espera nunca llega hasta que finalmente llega la imagen de la desesperación: con el teléfono en la mano, llora desconsoladamente porque no entiende la situación ni tampoco el incumplimiento de las normas como el distanciamiento social en Túnez, y las imágenes las captó un periodista local, Soufien Ben Aissa.

El periodista comentó al medio Le Parisien que este incidente se produjo "al inicio de la tarde". "Fuera había familias preocupadas, ansiosas por ver llegar el oxígeno. Pero el camión encargado de abastecer al hospital no llegó. Giré la cabeza y vi a este hombre derrumbarse, llorando, quien nos dijo que no había nada de oxígeno y que estaba perdiendo pacientes", describió Soufien .

Covid: floja campaña de vacunación

En tanto, la campaña de vacunación no lleva el ritmo deseado y el aumento de las incidencias en el país están alcanzando una cifra récord, de hecho, las dos últimas semanas están siendo críticas ya que el número de muertes diarias aumenta cada día (160 en promedio diario).

El Gobierno confinó algunas regiones y ha extendido el toque de queda, pero los hospitales ya se encuentran saturados con un 92% de ocupación de las camas den UCI, mientras que los pacientes siguen llegando y el país se hunde en una crisis nunca antes vista.