Los rumores desatados por medios de China y Japón que aseguran que Kim Jong-un, el líder supremo de Corea del Norte, se encuentra en estado vegetativo, pisan cada vez más fuerte.

Un informe del semanario Shukan Gendai afirmó que el dictador norcoreano está en coma tras haber sido operado del corazón a principios de mes. El medio citó a un médico chino enviado como parte del equipo para asistir a Kim Jong-un después de que un supuesto procedimiento cardíaco supuestamente lo dejara en grave estado.

 

La mencionada fuente ratificó que Kim Jong-un “estaba de visita en el campo cuando se agarró el pecho y cayó al suelo”. A su vez, informó que un especialista de la salud que estaba con él en ese momento le hizo la reanimación cardiopulmonar y lo acompañó al hospital.

Sin embargo, funcionarios del gobierno surcoreano y un funcionario chino del Departamento de Contactos Internacionales salieron a desmentir que Kim estuviera en grave peligro, como se especulaba.

De todas formas, lo cierto es que en las últimas actividades protocolares de Corea del Norte el líder no estuvo presente y su ausencia fue lo que despertó las teorías.

Ver comentarios