Un luchador de sumo falleció luego de un mes de agonía, según anunció la asociación de este deporte tradicional del Japón. Hibikiryu, de 28 años, se encontraba hospitalizado desde el 26 de marzo, tras sufrir un accidente en un combate.

Hibikiryu (nombre profesional adoptado por Mitsuki Amano) se golpeó la cabeza al ser arrojado a la lona por su rival y quedó tendido boca abajo antes de recibir atención médica. Su estado empeoró durante la larga internación hasta que se produjo su fallecimiento debido a una trombosis pulmonar.

Luego del dolor vino el escándalo y la polémica entre el público nipón, muy afecto a este deporte. Según los medios locales, Hibikiryu estuvo tendido en el "dohyo" (como se denomina al escenario de la lucha) durante al menos seis minutos.

 

 

También se observó que el luchador, de 147 kilos, fue puesto boca arriba por los ‘yobidashi’, encargados de presentar a los protagonistas antes del combate. Según expertos, la maniobra debió haber sido realizada por profesionales médicos y pudo haber influido en la parálisis que sufrió Hibikiryu, atribuida a una compresión de sus vértebras cervicales.

 

 

El presidente de la Asociación de Sumo de Japón, Hokutoumi Nobuyoshi, expresó su "tristeza y conmoción" por el suceso y trasladó sus condolencias a los allegados del luchador y a todo el mundo de esa disciplina, en un comunicado.

 

Ver comentarios