Las constantes muertes que se producen en el Mediterráneo y la suerte de los migrantes son un tema recurrente de las homilías del papa Francisco. Este domingo, no fue la excepción.

Luego de la conmovedora historia de la mujer camerunesa que pasó 48 horas aferrada a una tabla de madera, en medio del mar, y de la desaparición de 25 personas en cercanías de Chipre, el Pontífice insistió en su reclamo de actuar para "evitar que estas tragedias se repitan" y se pueda "garantizar la seguridad, el respeto de los derechos y la dignidad de todos".

En medio de la polémica en la que está envuelto el gobierno italiano por su rechazo a recibir barcos de ONG que rescatan a víctimas en medio del mar, durante el Ángelus dominical, frente a miles de personas que lo escucharon en la plaza de San Pedro, Francisco recordó las "dramáticas noticias de naufragios de barcos llenos de inmigrantes en el Mediterráneo".

Primero expresó su "dolor por estas tragedias" y dedicó su "recuerdo y oración" por las víctimas y sus familiares.

De inmediato, exhortó a las autoridades a actuar con urgencia para evitar nuevas tragedias. "Envío un apremiante llamamiento para que la comunidad internacional actúe con decisión y prontitud, para evitar que estas tragedias se repitan y garantizar la seguridad, el respeto de los derechos y la dignidad de todos", manifestó.

Cifras alarmantes

De acuerdo con un informe de la ONG Médicos Sin Fronteras, "más de 600 personas que intentaban llegar a Europa por el Mediterráneo central se han ahogado en las últimas semanas".

Uno de los casos más emblemáticos de los últimos días fue el que protagonizó Josephine, una mujer camerunesa que pasó dos días flotando sobre un trozo de madera, luego de que la embarcación en la que había partido de Libia naufragara en pleno Mediterráneo. Junto a ella, fueron hallados los cuerpos sin vida de una madre y de su hijo.

Por otra parte, en cercanías de la isla de Chipre, otro navío con unos 150 refugiados a bordo se hundió durante la pasada semana y solamente 103 personas lograron ser rescatadas con vida. En tanto, de acuerdo con los primeros informes oficiales, el siniestro dejó 19 muertos y 25 desaparecidos.