Sargeant fue despedido el viernes de su cargo como ministro regional para Comunidades e Infancia de Gales, luego de que salieran a la luz acusaciones en su contra, luego de denuncias de varias mujeres. 

Según informó la policía a los medios locales, se cree que Sargeant, casado y con dos hijos se suicidó.
El superintendente de la Policía galesa comunicó que se halló el cuerpo de Sargeant en un domicilio de Connah’s Quay, al noreste galés y precisó que su muerte “no se considera sospechosa”.

La muerte del funcionario ocurre tras una ola de denuncias por acoso sexual ocurridas tanto en el Parlamento, como en el seno del gobierno británico y que alcanzó también al ex ministro de Defensa, Michael Fallon, quien renunció la semana pasada luego de que la líder de la Cámara de los Comunes, Andrea Leadon lo acusara ante la primera ministra, Theresa May, de haberle hecho “comentarios lascivos”.

El Partido Laborista abrió una investigación sobre varios integrantes de la formación y el viernes pasado, Sargeant se reunió con el primer ministro, Carwyn Jones, quien le comunicó que se habían hecho acusaciones contra él.

Jones dijo el lunes que se había “enterado de una serie de incidentes al comienzo de la semana pasada. Carl era un amigo y colega, y estoy conmocionado y profundamente triste por su muerte. Hizo una gran contribución a la vida pública de Gales y luchó incansablemente por aquellos a los que representaba como ministro y como miembro de la asamblea local”.

El líder laborista Jeremy Corbyn dijo que estaba “conmocionado” y “horrorizado” por la muerte de Sargeant y consideró que todas las denuncias deben ser analizadas, pero agregó que “debe haber también un gran cuidado y apoyo a todos los implicados en estas acusaciones”.

En ese sentido, el diputado del partido galés Plaid Cymru, Rhodri Glyn Thomas, sostuvo que “Carl claramente sintió que había sido encontrado culpable antes de que tuviera la oportunidad de defenderse”.

Pidió crear un sistema que sea justo para todos, que defienda a todos, “pero que no coloque a las personas en una posición en la que sientan que no tienen ninguna oportunidad de luchar por su causa”.

En tanto, un portavoz de la familia dijo que Sargeant “era un esposo, padre y amigo muy querido. 
Estamos devastados más allá de las palabras, y sabemos que nuestro dolor será compartido por todos aquellos que lo conocieron y lo amaron. Estamos en shock”
.

Además la primera ministra británica, acordó con los líderes de los principales partidos políticos del Reino Unido la introducción de un nuevo mecanismo "independiente" para el personal que trabaja en el Parlamento, con el objetivo d. gestionar “cara a cara” futuras quejas.