Muchas veces las películas y las series suelen dejar mensajes interesantes para tener cuenta, pero en esta oportunidad sirvió para evitar un hecho ilícito.

Es una niña de 11 años, llamada Alyssa, tuvo que pasar por un episodio terrible, ya que casi termina secuestrada por un sujeto en el estado de Florida, pero logró zafarse de su secuestrador, utilizando una idea que había sacado de la serie "Ley & Orden: Unidad de víctimas especiales".

 

Según contó Alyssa a NBC y como se puede observar por el video de vigilancia hecho público por la oficina del sheriff, el hombre salió del vehículo con un cuchillo y fue directamente hacia ella que, pese a tratar de huir corriendo, fue atrapada.

Tras un forcejeo el supuesto secuestrador y la niña cayeron al suelo, momento en el que ella decidió huir y el sospechoso se montó en el coche para escapar del lugar.

Fue durante esa disputa cuando la muchacha, que jugaba en el momento previo al intento de secuestró con slime azul, una goma viscosa, decidió tocarle el brazo con ese material, algo que había visto en la famosa serie de televisión.

"Pude ponerle el slime en la parte superior e inferior del brazo", dijo Alyssa. "Sabía que eso podría ser una buena prueba si la policía lo encontraba".

 

Según la niña, ese hombre no era la primera vez que se acercaba a ella, ya que varias semanas atrás lo había hecho cuando estaba esperando en la parada de autobús.

El sheriff del condado de Escambia, Chip Simmons, explicó que el sospechoso pudo ser identificado por llevar restos de ese material en su piel, y que tras ser detenido fue acusado de intento de secuestro, agresión agravada con un arma y agresión simple.

 

 

Ver comentarios