El balance de muertos por el terremoto de magnitud 6,9 que sacudió el domingo la isla indonesia de Lombok ascendió a 131, informaron el miércoles las autoridades. 

Hay "131 personas muertas, 1.477 están gravemente heridas y 156.000 se vieron desplazadas", declaró un portavoz de la agencia nacional de gestión de catástrofes, Sutopo Purwo Nugroho

"Estimamos que el balance de 131 (muertos) seguirá aumentando", añadió. 

Los equipos de rescate seguían retirando escombros este miércoles con la ayuda de excavadoras. Decenas de miles de viviendas resultaron dañadas, según las autoridades, que dieron cuenta de la falta de personal médico y de productos básicos. 
Más de 1500 personas sufrieron heridas. (AFP)
Indonesia, un archipiélago formado por 17.000 islas e islotes, se encuentra en el Cinturón de Fuego del Pacífico, una zona de fuerte actividad sísmica. El país se ve sacudido por numerosos sismos, pero a diferencia de lo ocurrido en Lombok, la mayoría no son peligrosos. 

La semana pasada, otro terremoto dejó 17 muertos en esta isla volcánica muy turística y llena de caminos para hacer senderismo.