Un hombre armado abrió fuego en un centro comercial de Copenhague, uno de los más grandes de su tipo en Dinamarca, matando a un número no especificado de personas e hiriendo a varias más durante la tarde de este domingo. Según información de la policía, el culpable habría sido detenido.

La policía informó a través de su cuenta de Twitter que fueron alertados por primera vez del tiroteo a las 5:36 p.m (hora local). Una gran presencia de policías fuertemente armados llegó al lugar, con varios vehículos del departamento de bomberos también estacionados afuera del centro comercial. El escenario que encontraron fue uno de caos y terror.

Lo que sabemos hasta ahora

 

La policía no descarta que el tiroteo haya sido un acto de terrorismo.

 

El inspector jefe de policía Soren Thomassen dijo en una conferencia de prensa el domingo por la noche que varias personas habían muerto y muchas más resultaron heridas. Pero dijo que era demasiado pronto para revelar el número exacto. "Sabemos que hay varios muertos y varios heridos", dijo Thomassen. "No tenemos información de que otros estén involucrados. Esto es lo que sabemos ahora".

El presunto pistolero, que está bajo custodia, es un hombre danés de 22 años que fue detenido cerca del centro comercial Fields en las afueras del sur de la capital. Así lo afirmó el inspector jefe Thomassen, quien agregó que el motivo detrás del tiroteo letal no estaba claro, pero no podía descartar un "acto de terrorismo".

 

 

 

 

 

No proporcionó más detalles sobre las víctimas o los sospechosos, ni dijo cuántas personas murieron o resultaron heridas, pero la emisora danesa DR citó a un hospital local diciendo que estaban tratando a tres personas en relación con el tiroteo en su terapia intensiva.

La alcaldesa de Copenhague, Sophie H Andersen, se manifestó al respecto en sus redes sociales y definió la situación como "muy grave". "Hay informes terribles sobre el tiroteo en Fields. Todavía no sabemos con certeza cuántos resultaron heridos o muertos, pero es muy grave. Se ha activado el plan de crisis. Estamos en estrecho contacto con la policía", escribió en su cuenta de Twitter.

 

 
 

La palabra de los testigos: "De repente, había caos en todas partes"

 

 

El inspector en jefe Thomassen afirmó que el pistolero abrió fuego en varias partes del centro comercial, provocando el terror de decenas de víctimas. Según detallaron medios locales, al momento del tiroteo había más de 100 personas en el lugar y, cuando comenzaron a escucharse los disparos, muchos de ellos se resguardaron en locales mientras otros salieron corriendo desesperadamente.

"Es puro terror. Esto es horrible", dijo Hans Christian Stoltz, un consultor de TI de 53 años que llevaba a sus hijas a ver al cantante Harry Styles en un concierto programado cerca del centro comercial, que tuvo que ser cancelado. "Quizás te preguntes cómo una persona puede hacerle esto a otro ser humano, pero está más allá… más allá de todo lo imaginable".

 

La policía detuvo al principal sospechoso del tiroteo,

 

La emisora danesa TV2 publicó una foto granulada del presunto pistolero, un hombre que vestía pantalones cortos hasta la rodilla, una camiseta sin mangas y sostenía lo que parecía ser un rifle en la mano derecha. "Parecía muy violento y enojado", dijo el testigo Mahdi Al-Wazni a TV2. "Me habló y dijo que (el rifle) no es real mientras lo estaba filmando. Parecía muy orgulloso de lo que estaba haciendo".

Laurits Hermansen le dijo a DR que estaba en una tienda de ropa con su familia cuando escuchó "tres o cuatro explosiones. Estallidos realmente fuertes. Parecía que los disparos se estaban disparando justo al lado de la tienda". Rikke Levandovski, otro testigo, logró ver al asaltante desde detrás del mostrador de una tienda: "Simplemente, estaba disparando a la multitud, no al techo o al piso", declaró para un medio local.

Ver comentarios