Al menos siete cadáveres fueron hallados este viernes en un contenedor que transportaba fertilizantes, que estaba depositado en un puerto del barrio de Santa María, en Asunción, Paraguay.

Se sabe que la carga había salido de Serbia el 21 de julio y recién llegó a su destino el pasado 19 de octubre, razón por la cual los cadáveres llegaron en muy mal estado y dificultaron el conteo de la cantidad de fallecidos.

El fiscal de la causa en Paraguay, Marcelo Saldívar, aseguró al portal ABC, que el contenedor pertenecía a la empresa de fertilizantes Vernon Rempel. Por otro lado, desde la fiscalía creen que los cadáveres pertenecerían a inmigrantes ilegales que intentaron llegar a nuestro continente.

 

Sin embargo, los pocos restos de comida al lado de los cuerpos, hace presuponer a los fiscales que fuera posible que a los inmigrantes les habrían prometido llevarlos a un país cercano de europa y no hasta Sudamérica. Por lo que lacomida no les alcanzó y murieron de hambre en el viaje de 3 meses.

A lado de los cadáveres se encontraron una tarjeta de taxi de Serbia. De esta forma, se contactarán con la embajada para que identifiquen los restos de las víctimas, aunque presuponen que son de nacionalidad maroquí.

 

“Intuyo de que lo que habrá habido es un error de cálculo de los mismos o las personas que les facilitaron la entrada al contenedor, o bien, que se vieron aprisionados sin la posibilidad de salir”, consideró un representante del Ministerio Público, según el diario Trece de Paraguay. Además, agregó que la falta de comida y de oxígeno sumado a los fertilizantes, habría ocasionado la muerte de los supuestos marroquíes.

En las pericias realizadas en el Puerto Privado Terport en Villeta de Santa María de Asunción participaron los agentes de la Comisaría 11 jurisdiccional, forense del Ministerio Público de Paraguay, agentes de Criminalística de la Policía Nacional y el ya mencionado fiscal de la causa.

Ver comentarios