El periodista mexicano Federico Arreola fue a desayunar a un restaurante y se encontró con un sorpresivo escenario: las puertas de los baños tenían un mensaje muy particular, haciendo referencia a que las mujeres hablan mucho más que los hombres, por lo que el comunicador decidió emitir su opinión en un diario en el que escribe, frente a los estereotipos de géneros que las mujeres enfrentan en todo el mundo.

 

El hecho ocurrió hace una semanas, cuando Arreola volvió sorpendido a la mesa donde desayunada. Al salir del lugar, le comentó a un amigo sobre lo que había sucedido y con lo que se había encontrado en los baños, quien no le dio mayor importancia al hecho y clasificándolo como un “micromachismo inofensivo”.

La imagen del baño de la polémica.

"Al salir del restaurante lo comenté con un amigo y este me dijo que exagero, que eso, en el peor de los casos, es un micromachismo inofensivo con el único propósito de hacer un chiste”, dijo.

Al no quedar conforme con la respuesta y de su amigo, optó por consultar a dos expertas feministas sobre qué pensaban del diseño de las puertas de los baños de este pequeño restaurante. Su conclusión fue que en realidad, no era un chiste y que los micromachismo no tienen nada de gracioso, ni en lo más mínimo.

 

El hombre no quiso dejar pasar esta situación, y haciendo referencia a la lucha de las mujeres a través de la historia que han debido pelear contra los estereotipos de género, y el machismo impuesto en la sociedad, relató su experiencia a través de una columna de opinión en el medio Sdpnoticias, dejando en claro que ésto no le ha parecido ningún chiste ni una broma inofensiva hacia las mujeres.

Ver comentarios