Este martes, el ex presidente uruguayo de 83 años José Mujica, renunció a su cargo a través de una carta dirigida a la Presidente del Senado, su esposa Lucía Topolansky, por motivos personales y "cansancio de largo viaje".

Mujica comenzó: "Le solicito al cuerpo que usted preside, aceptar mi renuncia al cargo de Senador".

"Los motivos son personales, diría 'cansancio de largo viaje'. El carácter de mi renuncia voluntaria y la legislación vigente señalan que no corresponde el beneficio del subsidio establecido, porque me acogeré al a jubilación"
, siguió.

El ex mandatario, que fue elegido como senador después de ser presidente entre 2010 y 2015, aclaró que mientras su "mente funcione" no renunciará  "a la solidaridad y la lucha de ideas".

La carta presentada al Senado.


Mujica también se disculpó sentidamente si "al calor de los debates" pudo "herir lo personal de algún colega".

El 6 de agosto reciente, el Pepe explicó que pensaba dejar su cargo en el Parlamento porque quería descansar antes de morir "dada su avanzada edad".

En esa oportunidad, Mujica había manifestado: "Veo que tengo 83 años y me voy acercando a la muerte. Quiero tomarme licencia antes de morirme, sencillamente, porque estoy viejo. Hay un tiempo para venir y otro para irse y así como se caen las hojas de los árboles también nos caemos nosotros. La vida continúa, no es tan importante".