Un turista que robó tres piedras de varios siglos de antigüedad de un templo tailandés se arrepintió y las devolvió por correo junto a una carta en la que decía que quería "vivir tranquilo", según informaron las autoridades del país del sudeste asiático.

Las autoridades, que no suministraron la identidad ni el país de origen del turista, dijeron que recibieron las reliquias por correo, acompañadas por una carta de arrepentimiento, consignó la agencia DPA.

Las piedras pertenecen al templo tailandés de Wat Mahathat, la antigua capital de Ayutthaya, y llegaron en un paquete junto a la misiva en la que el arrepentido reconocía que no podía llevar "una vida tranquila" después de lo que había hecho.

El portavoz Panupong Paengkul dijo que la carta estaba escrita en tailandés y se cree que fue redactada con ayuda de un programa de traducción automática en Internet.

Ayutthaya, a unos 80 kilómetros al norte de Bangkok, fue la capital del país entre los siglos XIV y XVIII.

Fuente: Télam