Las autoridades indicaron en las redes sociales que "después que cesó la situación, seis criminales heridos fueron encontrados, socorridos y trasladados a un hospital municipal y con ellos fueron aprehendidos un fusil, seis pistolas y dos granadas”.

Unas horas más tarde. fuentes policiales informaron que al registrar el lugar donde se produjo el tiroteo encontraron dos cuerpos más, que pertenecerían a la misma banda que enfrentó a los agentes.

La fuerza pública mostró las armas incautadas, bajo una bandera negra que rezaba “Operaciones de Choque. Sangre. Victoria”, con un yelmo medieval en el centro.

El suceso ocurrió en el marco de la intervención federal decretada por el gobierno brasileño, en el área de seguridad de la ciudad carioca.

Desde el pasado 20 de febrero, Rio está bajo control y comando de las Fuerzas Armadas, que coordinan las acciones de la policía.

Aunque el Ejército ya ha realizado diversas operaciones en favelas sin entrar en el combate directo a la criminalidad, hasta ahora la militarización de las fuerzas del orden no ha servido para hacer frente a una creciente ola de violencia desatada desde el año pasado.