El internet es un gran herramienta que hoy en día se democratizó y está al alcance de todos o casi todos en el mundo. Así como también Google, se transformó en un referencia de este servicio e inclusive el término "googlear" es un verbo que se utiliza habitualmente.

Por eso, antes de ir a un bar o restaurante es muy común que lo "googleemos" para saber con que nos vamos a encontrar. Otra cosa igual de habitual, es leer las reseñas del popular buscador.

En la ciudad de Tarragona, España, un restaurante no tuvo problemas para responderle a un comensal que criticó la comida. En este caso, el sitio de comidas ofreció su versión de la historia con respecto al llanto de un nene en pleno local.

La historia comenzó con un mensaje del usuario José Joaquín Llaque Castillo, quien fue al restaurante con su familia. “El niño al ver su hamburguesa se echó a llorar. Solo digo eso...”, escribió el sujeto, acusando al local de comidas de producir el llanto del niño.

El restaurante catalán tiene más de 100 reseñas y, como todo, algunas son buenas y otras malas. Sin embargo, no quiso dejar pasar la oportunidad de dar su opinión sobre el suceso del llanto del chico, dejando en mal lugar a los padres y defendiendo la calidad de la hamburguesa.

Reseña   <a href='https://www.cronica.com.ar/tags/Google'>Google</a>
La reseña del hombre en Google.

“Hola! El niño se echó a llorar porque le pedisteis una minihamburguesa (50g) y a su hermano mayor una Wagyu (200g) después de deciros 3 veces que la hamburguesa mini era muy pequeña, yo también me habría echado a llorar la verdad. Un saludo!”, respondieron.

El comentario no tardó en hacerse viral en las redes sociales, por la curiosa memoria de los dueños del restaurante. El usuario @soycamarero lo publicó en su Twitter personal, y la publicación ya lleva más de 17 mil likes y alrededor de 2500 retuit.