Las 180.000 abejas que habitan en el techo de la catedral de Notre-Dame sobrevivieron al incendio del último lunes.

Según explicó Nicolas Géant, encargado de las tres colmenas en la sacristía situado a un costado del emplo, afirmó: "Las abejas están vivas. Hasta esta mañana no tenía ninguna noticia".

"Justo después del fuego, miré las fotos de los drones y vi que las colmenas no se quemaron, pero no había forma de saber si las abejas habían sobrevivido. Ahora sé que hay actividad. ¡Es un gran alivio!", comentó.

"Al principio pensé que las tres colmenas se habían quemado, no tenía ninguna información. Pero luego vi en las imágenes satelitales que no era así y el portavoz de la catedral confirmó que entraban y salían de sus colmenas", agregó. Géant recibió mensajes y llamadas del mundo entero de personas que preguntaban si los insectos himenópteros habían muerto por las llamas.

"Esta especie, la abeja europea, no abandona su colmena. (...) El dióxido de carbono las adormece", señaló Géant, quien espera volver a ver a las abejas la "próxima semana".
 
Cada colmena produce en promedio cada año 25 kilos de miel, vendido al personal de Notre-Dame, que las alberga desde 2013.
 
 

Ver más productos

San Juan de la Cruz.

La Iglesia recuerda hoy a San Juan de la Cruz

Perón y Evita, una nueva era política en el país

De Perón a Fernández, un país siempre convulsionado

Los feligreses demostraron la devoción por la Virgen en su día (Carlos  Ventura - Diario Crónica)

Ceremonia impregnada de espíritu bergogliano

Ver más productos