Al menos 29 personas, la mayoría niños que iban a una ceremonia religiosa, fallecieron y otras 13 se encuentran desaparecidas como consecuencia del naufragio de una embarcación en el norte de Nigeria, informaron las autoridades locales.

"Hemos recuperado 29 cuerpos desde ayer (martes) por la noche y salvamos a siete personas. Las tareas de búsqueda para encontrar a otras 13 continúan", dijo el portavoz de los bomberos del estado de Kano, Saminu Abdullahi, según reportó la agencia de noticias AFP. "La mayoría de las víctimas mortales tienen entre ocho y 15 años", según el portavoz.

Según las primera investigaciones, la embarcación iba más cargada de lo que su estructura podía resistir, ya que según Abdullahi, "podía transportar 12 personas".

Los niños eran alumnos de una escuela coránica de la localidad de Badau, en Bagwai, y acudían a una ceremonia religiosa en una aldea situada al otro lado del río.

En tanto, aquellos que fueron rescatados han sido trasladados a un hospital de la zona, donde reciben tratamiento médico.

Los naufragios son frecuentes en los ríos de Nigeria, debido a la sobrecarga de los barcos, la falta de mantenimiento de las embarcaciones, falta de una regulación idónea por parte de las autoridades y el mal tiempo.

Nigeria: mismo episodio, otra tragedia

Cab destacar que hace tan solo dos semanas, siete niñas de 10 a 12 años murieron ahogadas después de que su embarcación naufragara en un río en el estado de Jigawa, en el norte del país.

Las adolescentes regresaban a sus hogares al otro lado del río Gasanya, en el distrito de Auyo, después de una ceremonia religiosa en la que se conmemoraba el nacimiento del profeta Mahoma, dijo el portavoz de la policía de Jigawa, Lawan Shiisu, en un comunicado.

"Tres de ellas fueron salvadas, pero siete murieron", añadió Shiisu. Las jóvenes, que estaban "ansiosas por volver a casa", decidieron alrededor de la medianoche conducir ellas mismas un barco anclado en la orilla, sin capitán, precisó Shiisu.