La W Series es una división de carreras corrida por pilotos mujeres, tal como lo indica su letra principal, en monoplazas con diseño similar a los Fórmula 1 pero con diferente potencia, lo que hace que tengan un desempeño diferente. Lo que no significa que esté exento de accidentes. Son veloces y sumamente complicados de controlar, y este fin de semana cinco conductoras no murieron de milagro. 

El accidente tuvo lugar en Spa-Francorchamps durante la sesión de calificación. La lluvia y pista mojada fueron los factores desencadenantes, y 6 mujeres que perdieron el control de sus vehículos se vieron involucradas. El video del choque, grabado y publicado por un aficionado que se encontraba en Radillon, es de alto impacto y ya circula en las redes sociales, donde los comentarios sobre la inseguridad que representa un circuito así no cesan. 

Afortunadamente, todas las pilotos se encuentran sin daños, pues lograron salir por sus propios medios de sus monoplazas. Esto solamente nos recalca que la seguridad de las carreras año con año mejora, puesto que un accidente de este calibre hace una década hubiera terminado en una tragedia.  

 

La curva donde el accidente tuvo lugar es de las más peligrosas. Ahí, una de las pilotos pierde el control antes de tomarla, seguida por otra competidora. Ambas se estrellan contra el muro de contención y los monoplazas terminan a meda pista. Si bien las demás pilotos involucradas intentan frenar o evadir a los otros dos monoplazas, no había mucho espacio para realizar la maniobra. Con la velocidad sumado al asfalto mojado, no había forma de que no se genere el estrellato.

Por el momento no hay más datos sobre las pilotos, ya que ninguno se manifestó tras el accidente. Solo contamos con la palabra de los médicos, que aseguraron que las 6 implicadas se encuentran en buenas condiciones. 

Recordemos que hace dos años, Antoine Hubert, piloto de F2, perdió la vida en esa misma curva tras un fuerte impacto con Juan Manuel Correa.

Así fue el choque múltiple

 

 

Ver comentarios